Estás leyendo
Carga ultrarrápida, asignatura pendiente en el «mapa» del vehículo eléctrico en España

Carga ultrarrápida, asignatura pendiente en el «mapa» del vehículo eléctrico en España

  • La tecnología de última generación de XCharge facilita una carga de alta velocidad simultánea, sostenible y accesible
Cargador inteligente ultra-rápido C7 Xcharge

A la hora de realizar viajes largos con un , la falta de puntos de recarga sigue siendo una de las principales necesidades de los conductores en España, especialmente en zonas rurales y en fechas señaladas con alta densidad de tráfico.

Y aunque España está mejorando cada vez más en la creación eficaz de infraestructuras, todavía queda mucho por hacer. Según los últimos datos de Anfac, existen alrededor de 30.000 puntos de recarga de acceso público en todo el territorio español (11.000 más que el año anterior). Pero esta cantidad debería multiplicarse por diez en los próximos seis años para responder al aumento del parque comprometido con la Unión Europea (5,5 millones de vehículos eléctricos en 2030).

No sólo importa el número de puntos de recarga, sino también su calidad y potencia. Aunque el incremento durante el último año es notable, se necesita un mayor número de unidades de para evitar esperas y retrasos innecesarios en el futuro.
, Director de Ventas de Europe.

Retos a superar

En la red española actual sólo hay identificados unos 2.500 cargadores rápidos (de 50 kW a 150 kW) y cargadores ultrarrápidos (por encima de 150 kW). La gran mayoría (90%) ofrecen 7,4, 11 y 22 kW de potencia, lo que se conoce como carga lenta.

Sin embargo, algunos de ellos están fuera de servicio por encontrarse dañados, en mal estado o aún no conectados a la red de distribución eléctrica. De hecho, el ‘mapa' de unidades de recarga inoperativas alcanza una quinta parte (21%) de la infraestructura total, según Anfac.

Otra limitación es la falta de estaciones de carga públicas dedicadas específicamente a vehículos eléctricos pesados que demandan no sólo una carga más rápida sino también mayor potencia (camiones y autobuses), que se suma a los problemas de estaciones inexistentes o de baja potencia que encontramos en las zonas rurales de la geografía española.

“A pesar de que la red eléctrica española es una de las más modernas y eficientes de Europa, todavía existen limitaciones en la potencia de sus infraestructuras y en la cobertura para satisfacer las necesidades de cualquier tipo de vehículo y de las poblaciones rurales”, continúa el responsable de XCharge, proveedor de soluciones integradas de carga de alta potencia en baterías para vehículos eléctricos.

Tecnología de alta eficiencia

La investigación y el desarrollo para mejorar la infraestructura actual deben centrarse en nuevas soluciones que permitan cargar los vehículos de forma eficaz en minutos en lugar de horas. La carga ultrarrápida de hasta 400 kW no sólo beneficia a los usuarios privados, sino también a los camiones y autobuses, así como a los operadores de puntos de recarga.

Es lo que ofrece XCharge con su cargador inteligente ultra-rápido C7. Probado y certificado en el laboratorio que la compañía estableció el año pasado en Madrid en colaboración con SGS, la solución ofrece una potencia de carga de hasta 400 kW y utiliza tecnología de refrigeración líquida de última generación (500A) para una alta eficiencia, empleando la mitad tiempo para cargar dos vehículos en comparación con un cable seco típico de 250A.

Te puede interesar
Honor

Puede configurarse y diagnosticarse de forma remota a través de Internet, y su diseño elimina barreras para los conductores discapacitados. Los usuarios también se benefician del sistema TPV para tarjetas de crédito, mientras que el Certificado Eichrecht garantiza la medición precisa de la energía utilizada para la carga de vehículos eléctricos y la transparencia para que los consumidores validen sus facturas.

Con su soporte de conector mejorado y ergonómico, su sistema de gestión de cables integrado y sus pantallas táctiles intuitivas, el cargador C7 de XCharge evita posibles fallos operativos. En términos de ciberseguridad, garantiza una comunicación cifrada y segura tanto con el vehículo como con la plataforma de backend y soporta el protocolo TLS 1.3. El cargador tiene una versión VPFC opcional que permite el ajuste del factor de potencia de la red eléctrica, proporcionando compensación de potencia reactiva para garantizar una red más segura.

Con una pantalla para anuncios que ayuda a generar ingresos adicionales para los operadores y una interfaz de usuario optimizada, ofrece operaciones eficientes a menor coste y una mejor experiencia de carga para fidelizar a los clientes, así como un diseño elegante y compacto para instalar más cargadores en menos espacio, incluidos los destinados a flotas y camiones pesados.

“La provisión rápida de puntos de recarga de alto rendimiento es esencial para la transformación hacia la movilidad eléctrica y para alcanzar rápidamente el objetivo Fit for 55 de la UE de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030. En XCharge trabajamos con operadores, compañías eléctricas y flotas de vehículos para crear un ecosistema sólido y accesible que ayude a acelerar la rápida expansión de las infraestructuras de carga ultrarrápida en España”, concluye Lázaro.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.   
Privacidad