Estás leyendo
La sed de energías renovables de las grandes tecnológicas en Europa
ESPECIAL DES2024 - La Ecuación Digital

La sed de energías renovables de las grandes tecnológicas en Europa

  • Las grandes tecnológicas como Amazon y Google lideran la adquisición de energía renovable en Europa mediante PPAs para sostener el crecimiento de sus infraestructuras digitales.
Energía renovable - Centro de Datos - La Ecuación Digital

Las grandes empresas tecnológicas están intensificando sus esfuerzos por asegurar fuentes de energía renovable en Europa. Amazon, , y otros gigantes del sector están invirtiendo significativamente en energía limpia a través de acuerdos de compra de energía (Power Purchase Agreements, PPA por sus siglas en inglés), en un movimiento que busca reducir su huella de carbono y satisfacer la creciente demanda de sus infraestructuras digitales.

Morgan Meaker, destaca en su artículo en Wired cómo las están apostando por la energía limpia para alimentar sus crecientes necesidades de infraestructura. A medida que las empresas construyen más en Europa, surge la preocupación de cómo proporcionarles suficiente energía para satisfacer las demandas de la y otras tecnologías avanzadas.

La carrera por la energía limpia

El gráfico proporcionado por RE-Source muestra que Amazon encabeza la lista de empresas con mayor capacidad de energía renovable contratada en Europa, con 5.3 GW, seguido por Google, Alcoa, Microsoft, Norsk Hydro y Meta. Este dominio de Amazon subraya su compromiso con la sostenibilidad, pero también refleja la feroz competencia entre las tecnológicas por asegurar recursos energéticos renovables.

La sed de energía renovable de las grandes tecnológicas en Europa
La sed de energía renovable de las grandes tecnológicas en Europa

Las inversiones masivas en energía renovable no son solo una estrategia para cumplir con los objetivos de sostenibilidad, sino también una necesidad operativa. Los centros de datos, que son el núcleo de la infraestructura digital de estas empresas, requieren una cantidad inmensa de energía para funcionar. Estos centros no solo alimentan servidores y equipos, sino que también necesitan sistemas de enfriamiento eficientes para evitar el sobrecalentamiento.

Inversiones masivas en infraestructuras

La inversión en centros de datos es monumental. En 2023, se invirtieron 79.4 millones de dólares en nuevos proyectos de centros de datos en Europa, según Global Data. En 2024, Microsoft anunció una apuesta de 3.2 mil millones de dólares en centros de datos en Suecia y una inversión de 4.3 mil millones en infraestructura de IA en Francia. Amazon, por su parte, destinó 8.5 mil millones a centros de datos en Alemania y 17.1 mil millones en España. Google también ha comprometido 1.1 mil millones para su centro de datos en Finlandia, impulsando el crecimiento de la inteligencia artificial.

Estas cifras reflejan no solo el crecimiento de la infraestructura digital, sino también la necesidad de energía sostenible para mantener estas operaciones. Los acuerdos de compra de energía renovable, conocidos como PPAs, permiten a las empresas reservar capacidad de energía de proyectos de energía renovable antes de que estos sean construidos. Esta estrategia asegura un suministro constante de energía limpia y ayuda a las empresas a cumplir con sus objetivos de sostenibilidad.

El desafío energético

El rápido crecimiento de los centros de datos presenta un desafío significativo: la energía necesaria para mantenerlos operativos. Las empresas tecnológicas, comprometidas con la neutralidad de carbono para 2030 (2040 en el caso de Amazon), han optado por contratos de energía renovable, pero las redes eléctricas europeas están bajo presión debido al aumento de la demanda de energía limpia.

Las restricciones en la red eléctrica ya se han manifestado. Eirgrid en Irlanda impuso una moratoria en los centros de datos de Dublín debido a problemas en la red. Ámsterdam implementó una pausa similar, resaltando la congestión en la red del norte de Holanda. Estas restricciones obligan a los centros de datos a buscar ubicaciones menos congestionadas, a menudo en comunidades más pequeñas que pueden resistirse a su presencia.

El crecimiento acelerado de la demanda de energía también está llevando a las empresas a considerar soluciones fuera de la red tradicional. La idea es que, al generar su propia energía, puedan evitar los cuellos de botella y las restricciones impuestas por las redes eléctricas públicas. Esta tendencia hacia la «autosuficiencia energética» está impulsada por la necesidad de garantizar un suministro ininterrumpido de energía, especialmente en momentos críticos.

Innovaciones y soluciones off-grid

Para afrontar estos retos, las empresas tecnológicas están explorando soluciones innovadoras. Los centros de datos están buscando suministros de energía «detrás del alambre», como generadores de gas o diésel y tecnologías más avanzadas como el hidrógeno verde. Microsoft, por ejemplo, está construyendo un centro de datos en Dublín con su propia planta de gas de respaldo.

Te puede interesar
Minsait confía en el liderazgo de las AAPP para impulsar la IA y acercar su uso a la ciudadanía

La energía nuclear avanzada, las fuentes de energía renovable y las soluciones de almacenamiento de energía son vistas como cruciales para un futuro sostenible. OpenAI y Microsoft ya están invirtiendo en energía de fusión nuclear. Mientras tanto, Amazon ha inaugurado su mayor granja solar in situ en Sevilla, España, y Google está interesada en renovables in situ para sus próximos centros de datos.

Este movimiento hacia soluciones energéticas innovadoras no solo busca asegurar un suministro constante de energía, sino también reducir la dependencia de las redes eléctricas públicas. Las empresas están invirtiendo en proyectos que les permitan generar su propia energía y, en algunos casos, incluso vender el excedente de vuelta a la red. Este enfoque puede ser crucial para manejar la demanda futura de energía y evitar los problemas de congestión que actualmente afectan a muchas regiones.

El futuro de la energía para las tecnológicas

El enfoque de las grandes tecnológicas en asegurar energía limpia mediante PPAs no solo es un testimonio de su compromiso con la sostenibilidad, sino también una estrategia necesaria para sostener el crecimiento de la inteligencia artificial y otras tecnologías avanzadas. A medida que estas empresas exploran soluciones off-grid y tecnologías emergentes, el panorama energético europeo seguirá evolucionando, impulsado por la demanda implacable de las gigantes tecnológicas.

El impacto de estas inversiones en energía renovable va más allá de la sostenibilidad corporativa. Tiene implicaciones significativas para las políticas energéticas y las economías locales en Europa. Al invertir en proyectos de energía renovable, estas empresas están contribuyendo al desarrollo de infraestructuras sostenibles y apoyando la transición hacia una economía de bajas emisiones de carbono.

La carrera por asegurar energía renovable en Europa está en pleno apogeo. Las grandes tecnológicas están liderando este movimiento, no solo para cumplir con sus objetivos de sostenibilidad, sino también para garantizar un suministro constante de energía que soporte el crecimiento de sus infraestructuras digitales. Esta tendencia está impulsando innovaciones en el sector energético y remodelando el panorama energético en Europa.

DES - Digital Enterprise Show 2024
Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.   
Privacidad