Estás leyendo
El uso responsable de la IA, la clave para proteger nuestros datos en el futuro

El uso responsable de la IA, la clave para proteger nuestros datos en el futuro

Marcos Carrascosa, director del área de Customer Advisory en SAS Iberia

El próximo 28 de enero se celebra el  Día Mundial de la  , y, en la situación actual, más que nunca, surge la necesidad de concienciación para poner de relieve la importancia de la información que gestionamos, así como de su respectiva protección. Tanto ciudadanos, como líderes y decisores, deben de empezar a situar la seguridad como una prioridad en su vida y en las estrategias empresariales.

En el 2018, la Unión Europea aprobó el para reforzar y unificar la protección de datos de los ciudadanos de la UE. Una ley muy necesaria que marcó un antes y un después, ya que posiblemente sea la más estricta jamás aprobada en este ámbito. Sin embargo, no es la única, y legisladores de todo el mundo están siguiendo su ejemplo. Sin duda alguna, el RGPD se ha consolidado ya como la norma de protección de datos referente a nivel mundial.

El nuevo perfil de consumidor surgido a raíz de la pandemia busca entender cómo se utiliza su información, cómo se accede a ella, se modifica, elimina o restringe. Por ello, empresas e instituciones deben ser más transparentes que nunca y asegurarse de que se recopile únicamente la información que realmente necesitan para cumplir sus fines, garantizando que solo las personas legitimadas puedan acceder a los datos.

Desde el punto de vista empresarial, responder a los rápidos cambios en el panorama de la puede requerir un gran esfuerzo masivo por parte de los responsables de seguridad, equipos legales y de TI. Las organizaciones se enfrentan a un mundo que exige una mayor responsabilidad y fiabilidad, y, por lo tanto, tienen que empezar a revisar continuamente no solo lo que hacen con la información personal, sino por qué.

Con una imagen completa de cómo es su universo de datos, pueden seguir garantizando que se responde adecuadamente a los requisitos del RGPD. En este sentido, la aplicación del Big Data no solo es útil para analizar y recopilar datos, también es una herramienta muy efectiva para el tratamiento masivo de los mismos, aunque llegue a implicar grandes retos en materia de privacidad.

El uso responsable de la IA es clave en materia de privacidad. Esta se posiciona como una herramienta eficaz para proteger nuestros datos, pero siempre con el objetivo de proporcionar a los consumidores la seguridad necesaria y leyes comunes para afrontar los posibles daños y perjuicios que pueda causar.

Te puede interesar
Justo Hidalgo - Adigital

Tal y como ha sucedido con el GDPR, se espera que el uso y desarrollo responsable de la IA se convierta en una obligación legal en Europa, y por ello, las organizaciones tendrán que trabajar en introducirla si quieren ofrecer una ventaja competitiva en el mercado, una base sólida para el cumplimiento legal y una postura ética para las compañías con visión de futuro”.

 

 

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.   
Privacidad