Estás leyendo
Menos trabajo rutinario y más gestión de talento: así están cambiando la tecnología los RRHH

Menos trabajo rutinario y más gestión de talento: así están cambiando la tecnología los RRHH

Albert Soriano - Sesame HR

La digitalización se ha convertido en un reto inaplazable para una gran cantidad de compañías en todos los sectores, desde pymes dedicadas a servicios específicos hasta grandes corporaciones industriales y conocidas cadenas de retail, pasando por multitud de entidades financieras.

Son muchas las empresas que han entendido la importancia de adaptar su modelo a este nuevo salto digital, y que han sabido ver también las enormes oportunidades que ofrece, pero estos esfuerzos no se están trasladando con la misma intensidad a un área clave para cualquier corporación: los Recursos Humanos.

Trabajamos de forma muy diferente a la de hace apenas unos años y, sin embargo, apenas ha cambiado el papel de las nuevas tecnologías a la hora de abordar la gestión de equipos y talento. ¿Estamos perdiendo la oportunidad de llevar la transformación digital a quiénes impulsan el desarrollo del capital humano?

En apenas unos años, las dinámicas laborales se han trasformado a una gran velocidad, fruto de la aparición de perfiles profesionales hasta entonces inéditos, pero también por la consolidación de una nueva relación con clientes, consumidores y con los propios trabajadores. La crisis sanitaria desencadenada por el Covid-19 ha sido el empujón definitivo para abrazar un nuevo modelo laboral, en el que la presencialidad en el puesto de pasa de ser una exigencia básica a una condición flexible y negociable.

Solo en España, más de 2 millones de personas, el 11,2 % de los trabajadores, ya realizan la totalidad de su jornada laboral a distancia, según el reciente dosier ‘Teletrabajo y trabajo en movilidad en España y la UE’, publicado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI).

En esta línea, hasta el 65% de las empresas españolas están planeando implantar o ya han optado por un modelo híbrido, que combine entre dos y tres días de teletrabajo a la semana con el desplazamiento a la , según el estudio ‘Nuevas formas de trabajar. Reflexiones sobre el futuro’, impulsado por el think tank en Clave de Personas.

Además, a este cambio en nuestra cultura laboral se ha sumado una sucesión de normas que están teniendo un importante impacto en las relaciones entre empresas y empleados: la nueva regulación del control horario, la normativa sobre teletrabajo y sobre igualdad retributiva entre hombre y mujeres o la conocida como ‘Ley rider’ son solo algunos ejemplos de cómo ha variado nuestra relación con el trabajo y las expectativas que tenemos sobre él.

Estamos dando un importante paso adelante para consolidar entornos laborales más flexibles y humanos, sin duda, pero también hemos arrojado una enorme carga de gestión extra para los especialistas en RRHH, que se ven obligados a multiplicar el tiempo que dedican a tareas administrativas en detrimento del tiempo que vuelcan en impulsar el desarrollo profesional de sus compañeros y reclutar nuevo talento.

Hemos entendido la importancia de digitalizar el core business de nuestras empresas, pero ahora nos toca fijar los esfuerzos en la digitalización para la gestión de personas, hasta ahora en un segundo plano.

Aunque sin hacer tanto ruido como las fintech o las soluciones para industria 4.0, la innovación tecnológica para el área de RRHH no ha parado de crecer en el ecosistema de startups. Su adoptación por parte de pymes y grandes corporaciones se está produciendo a un ritmo desigual, pero sin duda se encuentra en una dinámica ascendente, impulsada por el cambio de paradigma laboral que estamos viviendo.

Una de las aportaciones básicas de la tecnología a la gestión de equipos ha sido la posibilidad de facilitar el trabajo a distancia con años de antelación a la irrupción la actual pandemia. Ya en 2014 nos anticipamos y, desde nuestra startup, Sesame HR, lanzamos un sistema de control horario rápido, intuitivo y accesible desde cualquier ordenador o dispositivo móvil a través de una simple app.

Este sistema se adelantó varios años a la obligación de monitorizar la jornada laboral en España, así como a las necesidades de nuevos puestos de trabajo como el de los riders, profesionales sin oficina que necesitan mantenerse geolocalizados y fichar de forma cómoda desde sus propios smartphones.

Sin embargo, la tecnología aplicada a los recursos humanos va mucho más allá del control horario y de la explosión del teletrabajo. La obtención de sobre la dedicación laboral de cada empleado y el número de horas y profesionales dedicados a cada proyecto permiten a las empresas analizar parámetros como la optimización de recursos o su rentabilidad.

De igual forma, esta información puede cruzarse en una misma plataforma con la obtenida mediante encuestas de distinta profundidad a empleados, facilitando información de gran valor para cualquier compañía. Preguntas como ¿está dando beneficios un proyecto? o ¿el equipo asignado a una tarea es el realmente adecuado? ya pueden medirse de forma objetiva y cuantitativa, facilitando decisiones estratégicas que tienen un enorme impacto económico. Nunca había sido tan fácil aplicar el big data al desempeño profesional.

Te puede interesar
Drew Blackard, Samsung

Por otro lado, la irrupción de tecnología especialmente diseñada para recursos humanos está teniendo un impacto indudable, no solo en los procesos empresariales, sino sobre las propias personas que conforman las compañías. Los estudios y encuestas para empleados permiten medir el laboral, mostrando las fortalezas y puntos de mejora de las empresas de una forma estadísticamente significativa y con dashboards mucho más visuales.

En esta línea, una buena plataforma de gestión global para RRHH también integra itinerarios de onboarding facilitando la incorporación rápida de los nuevos empleados y orientándoles durante los primeros días. Este proceso de bienvenida siempre es importante, pero se hace imprescindible en los puestos de trabajo sujetos a estacionalidad y con índices altos de rotación, donde también se requieren soluciones para el offboarding que mejoren la experiencia del empleado a la finalización de su contrato.

Una buena experiencia de empleado es un activo cada vez más valioso para que las empresas capten talento, además de un elemento cada vez más decisivo para decantarnos por un puesto de trabajo. Somos una sociedad con apps para todo: medir nuestro consumo de calorías, hacer la compra, gestionar nuestras finanzas, ponernos en forma… Sin embargo, todavía nos resulta extraño tener una aplicación móvil para relacionarnos de forma más cómoda y amigable con nuestras propias empresas. Teniendo esto en cuenta, ¿por qué no dedicar mayores esfuerzos a este ámbito?

Pero si por algo destacan las compañías que ya han apostado por llevar la digitalización a sus departamentos de recursos humanos, es por permitir que los profesionales de este ámbito pongan el foco en lo más importante de su trabajo: las personas.

La de un software capaz de facilitar procesos como la firma de documentos o la bolsa de horas extras, así como de automatizar la creación y envío de nóminas, no solo reduce drásticamente el tiempo dedicado a estas labores, sino que permite a los técnicos y responsables del área volcarse en el día a día de sus compañeros, captar de cerca sus necesidades y centrar sus esfuerzos en la búsqueda de nuevo talento.

Visto este panorama, ¿qué podemos esperar en los próximos años? Sin duda, una progresiva introducción de las soluciones tecnológicas para la gestión de equipos y la mejora de la experiencia del empleado.

Según los datos obtenidos por Sesame HR tras colaborar con más de 5.000 clientes, el modelo de compañía que en España ya está apostando por la digitalización de sus RRHH es el de la mediana empresa, el de pymes con 50 empleados de media y principalmente ubicadas en grandes ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia. Firmas conocidas de casi todos los sectores ya han dado el primer paso hacia un cambio inevitable, pero queda por ver si la ola de la transformación digital será el empujón definitivo para la que la tecnología dote de mayor humanidad a los recursos humanos.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.    Ver Política de cookies
Privacidad