Estás leyendo
AkiWiFi y Cambium Networks despliegan en Castellón la primera red de fibra inalámbrica con velocidad de Gigabit

AkiWiFi y Cambium Networks despliegan en Castellón la primera red de fibra inalámbrica con velocidad de Gigabit

  • La red se ha desplegado en el polígono industrial de Valld´alba (Castellón) y dará servicio a un total de 20 empresas que, hasta ahora, accedían a Internet a través de costosos radioenlaces de 20, 30 o 50 megas, como mucho.
  • En el despliegue, realizado en una semana, AkiWiFi ha utilizado la tecnología Gigabit de Cambium Networks, utilizando una banda de uso libre (60GHz), llevando a estas empresas velocidades similares a las de la fibra terrestre (100, 300, 500… Mb hasta un 1Giga) a través de conexiones inalámbricas, sin la necesidad de realizar zanjas para el cableado terrestre.
  • La rentabilidad limita los despliegues de fibra óptica y de 5G, que se concentran en las zonas más poblada, mientras que la conectividad inalámbrica tiene unos costes de despliegue, como mínimo, 50 veces inferiores a los de la fibra, lo que aumenta el umbral de rentabilidad de los operadores inalámbricos, que están llegando donde no llegará nunca la fibra óptica.
Cisco WiFi

El operador de redes inalámbricas y Cambium Networks han sido pioneros en el despliegue en España de la primera de fibra inalámbrica que ofrece un ancho de banda de hasta 1 Gigabit. La red se ha desplegado en el polígono industrial de Valld´alba (Castellón) y dará servicio a un total de 20 que, hasta ahora, accedían a Internet  a través de costosos radioenlaces de 20, 30 o 50 megas, como mucho.

En el despliegue, realizado en una semana, ha utilizado la tecnología Multi Gigabit Wireless de Cambium Networks, utilizando la banda de 60GHz, llevando a estas velocidades similares a las de la fibra terrestre (100, 300, 500… Mb hasta un 1Giga) a través de conexiones inalámbricas, sin la necesidad de realizar un despliegue cableado terrestre.

La de este polígono, que ocupa 2.000.000 de metros cuadrados, tienen unas grandes parcelas y por la distancia y el número de  clientes no son comercialmente interesantes para los operadores de fibra y terrestre. Y de alguna manera estaban condenadas a tener un conexión de muy baja calidad, un problema que se replica más a menudo de lo que se cree, sin necesidad de estar en la España vaciada”, añade Fernando Grande. En 1 km de cableado de fibra óptica en una ciudad puedes meter 500 clientes o más y en la misma distancia en un polígono a lo mejor puedes tener 4 clientes potenciales. Es una cuestión de rentabilidad y a nadie le sale rentable desplegar fibra óptica en un polígono que esté disperso.Fernando Grande, responsable comercial del proyecto de AkiWiFi.

El proyecto quiere dar servicio a las 20 del polígono “y lo podemos hacer porque la inversiones necesaria con fibra aérea es 50 veces menor que  la que requeriría la fibra óptica, ofreciendo una velocidades de similares y en un plazo de una semana”, indica Fernando Grande.

El piloto, que ha durado dos meses y en el que se ha verificado y testeado toda la infraestructura, se ofrecieron velocidades de 200 megas y actualmente la conexión habitual  es de 300 Megas. “Si alguien quisiera 1 Giga se lo daríamos, pero hoy por hoy no es necesario,  ninguna de las monitorizadas ha llegado a superar los 200 megas en los momentos de mayor pico de consumo”.

El punto de fibra terrestre está a 1km y medio del polígono, en el pueblo de Valld´alba, donde se ha ubicado la troncal de AkiWiFi, conectada al polígono con un sistema punto a multipunto de 500 Megas y, desde éste, a las antenas de las empresas.  “Además de su capacidad, los sistemas de Gigabit de Cambium sobre la banda de 60 GHz no están licenciados, lo que reduce su coste”, añade el responsable comercial del proyecto.

Este proyecto abre una nueva era en la conectividad en España. Ofrecer velocidades de hasta Gigabit impulsa un nuevo en la digitalización de nuestro país. La fibra inalámbrica  es la única opción para disfrutar de un acceso a Internet de calidad en muchas zonas de España y no sólo en la España vaciada”.  Según Gómez, la rentabilidad limita los despliegues de fibra óptica y de 5G, que se concentran en las zonas más pobladas. “La conectividad inalámbrica – señala- tiene unos costes de despliegue, como mínimo, 50 veces inferiores a los de la fibra lo que aumenta el umbral de rentabilidad de los operadores inalámbricos, que llegarán donde no llegará nunca la fibra óptica, Igualmente estas soluciones son perfectamente factibles para atacar proyectos bajo el paraguas de financiaciones Europeas y Locales por el gran ancho de banda que ofrecen.Javier Gómez, director de Cambium Networks para Iberia y Mediterráneo.
Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.    Ver Política de cookies
Privacidad