Estás leyendo
El 28% de los proyectos IoT fracasan en España: qué es el middleware y por qué puede solucionarlo

El 28% de los proyectos IoT fracasan en España: qué es el middleware y por qué puede solucionarlo

  • Los despliegues de internet de las cosas (IoT) masivos – aquellos de más de 20.000 dispositivos – siguen teniendo problemas para llevarse a cabo: muchas empresas son incapaces de transformar proyectos piloto en soluciones comerciales reales a gran escala por ser demasiado complicados de implementar tecnológicamente.
  • Según UnaBiz, proveedor líder de servicios de IoT y redes 0G, las plataformas de middleware IoT pueden ofrecer una solución: se tratan de una capa de procesamiento de datos a caballo entre las redes de IoT híbridas y las plataformas de IoT empresariales, que agregan los datos de la red, los hace fácilmente legibles para humanos y los comparte con las soluciones empresariales.
  • Entre sus beneficios, destaca el ahorro de costes, un time-to-market y time-to-insight más rápido, y una escalabilidad sin límites.
Internet of Things

Los despliegues de masivos, es decir,  aquellos que incluyen más de 20.000 dispositivos, tienen problemas para llevarse a buen puerto. De acuerdo con el último informe Microsoft IoT Signals, el 28% de las organizaciones no son capaces de llevar las iniciativas a cabo porque son “demasiado complejas de implementar” teniendo en cuenta las “necesidades tecnológicas”.

De acuerdo con UnaBiz, proveedor líder de servicios de internet de las cosas (IoT) y primer operador global de redes 0G, el principal reto se encuentra en que los grandes sistemas de IoT rara vez dependen de una única tecnología de conectividad; de hecho, los despliegues de IoT híbridos normalmente son los que proporcionan el mayor ROI en grandes.

Al poner el foco en los dispositivos conectados per sé, este despliegue híbrido es simple. No obstante, las organizaciones identifican un problema claro a la hora de hacer llegar los datos recogidos a las plataformas de IoT empresariales: muchas de estas no admiten múltiples tecnologías de conectividad dado que cada una de ellas emplea diferentes tipos de archivos y protocolos para el envío de los datos.

Si, por ejemplo, una compañía puede querer gestionar un sistema de IoT complemente celular en la actualidad, pero ir añadiendo nuevos dispositivos o tecnologías de conectividad con el paso de los años y tener que modificar su plataforma empresarial para aceptar nuevos protocolos. Esto le supondrá entre tres y seis meses de desarrollo por parte del equipo de IT, con el consiguiente coste económico. Es precisamente en estas situaciones en las que las plataformas de IoT son la solución idónea.Manuel Álvarez, Managing Director UnaBiz España

 Ahorro de costes y escalabilidad sin límites, principales beneficios de una plataforma middleware

Una plataforma de IoT middleware es una capa de procesamiento de datos que se encuentra entre las redes IoT híbridas y las plataformas de IoT empresariales. Funciona aceptando y recogiendo todos los datos de cualquier tipo de red en un despliegue híbrido. Agrega los datos, los convierte en formatos inteligibles para los humanos y los envía rápidamente a la plataforma empresarial, donde se pueden utilizar para tomar mejores decisiones de negocio.

Gracias a esta capa, el despliegue de múltiples tecnologías de red en el Edge se hace sencillo, y evita los altos costes de desarrollo por parte de los equipos de IT. Precisamente este es el valor principal del middleware IoT, y es fundamental para los grandes proyectos.

Te puede interesar
Leif Valencia Digital Summit 02

De acuerdo con UnaBiz, los beneficios son inmensos, siendo los principales:

  • Ahorro de costes. Sin middleware, los departamentos de IT tienen que tener al menos un puesto a tiempo completo cubierto por alguien con los conocimientos necesarios para convertir los datos de formatos legibles por máquinas a formatos legibles por humanos. El middleware lo hace automáticamente.
    Aceleración del time-to-market. El middleware integra rápidamente en el sistema todos los dispositivos de una implantación híbrida, de forma que las compañías y equipos pueden tenerlos operativos sin necesidad de semanas, meses o años de preparación.
  • Time-to-insight más rápido. Al agregar y preprocesar los datos desde el Edge, el middleware los pone en manos de los responsables de la toma de decisiones mucho más rápido. Así, elimina muchos de los retrasos de los datos que dificultan una respuesta rápida a las condiciones cambiantes, como es el panorama empresarial y macroeconómico actual.
    Escalabilidad sin límites. Muchos proyectos de IoT se encuentran con dificultades cuando tienen que ampliar su operación. Con una plataforma de middleware, se puede pasar de 100 dispositivos a 100.000 sin poner a prueba la infraestructura IT.

“Los proveedores de middleware están preparados para crecer con la industria. A medida que los nuevos protocolos y tecnologías de conectividad alcancen la madurez, los añadirán a sus plataformas. De este modo, un proyecto IoT masivo estará preparado para el futuro, independientemente de dónde nos lleve la tecnología IoT mañana y de la hoja de ruta que y estrategia que se quiera seguir”, añade Álvarez.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.   
Privacidad