Estás leyendo
La Inteligencia Artificial y las tecnologías avanzadas se sumergen en el mar para preservar los recursos y generar crecimiento económico

La Inteligencia Artificial y las tecnologías avanzadas se sumergen en el mar para preservar los recursos y generar crecimiento económico

  • La digitalización llega al entorno marítimo como el mejor aliado para la preservación y la incentivación de medidas que puedan generar desarrollo económico en las zonas costeras y mejorar la ejecución de buenas prácticas
  •  Minsait ha presentado junto a INTEC el Informe Economía Azul y Blue Growth 2023, que pretende avanzar pautas para impulsar la digitalización en el mar, así como participa con AMETIC para activar elementos que ayuden a promover acciones de futuro entre sus organizaciones
  •  La inclusión de tecnologías avanzadas marítimas y el monitoreo y gestión de los recursos marinos a través de la Inteligencia Artificial serán elementos tractores para evolucionar los procesos, recuperar poblaciones de peces en peligro, consolidar el turismo sostenible o contribuir a mejorar el impacto ambiental de estos espacios, entre otros beneficios
WL

La Economía Azul o Blue Growth ha cobrado relevancia en los últimos años por la necesidad de encontrar soluciones sostenibles que puedan preservar los recursos marinos de manera responsable. Con este objetivo, Minsait, una compañía de Indra, ha presentado junto a la Fundación Europea para la Innovación y Aplicación de la Tecnología (INTEC) el Informe Economía Azul y Blue Growth 2023, que recoge las tecnologías más importantes para preservar el ámbito marítimo, así como las últimas tendencias para incentivar la Economía Azul en España y Europa.

El sector de Blue Growth y de la Economía Azul es donde España puede ejercer un gran liderazgo, una magnífica oportunidad para crecer con la ayuda de la tecnología y hacerlo de forma más sostenible. Tenemos empresas tractoras a nivel mundial y debemos ser líderes en la implantación de la tecnología y de la para potenciar nuestras posibilidades.Juan Francisco Delgado, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Europea para la Innovación (INTEC).

El documento muestra la importancia de aprovechar el potencial económico de los océanos y sus recursos, promoviendo un enfoque más equilibrado y responsable con el medio ambiente para garantizar su conservación a largo plazo y evitar la sobreexplotación. Para ello, fomenta una gestión consciente de la pesca, el turismo sostenible, la investigación científica y la innovación tecnológica. Esto es posible gracias al empuje y uso de las tecnologías avanzadas y la Inteligencia Artificial. Más concretamente, en el futuro más inmediato se prevén tendencias en este ámbito como el desarrollo de tecnologías avanzadas marítimas, la economía circular en el sector marino, energías renovables oceánicas, digitalización y Big Data en la gestión marina o el desarrollo de turismo sostenible en áreas costeras.

Gran parte de estos avances tienen como eje vertebrador la Inteligencia Artificial, que permite el monitoreo y gestión de recursos marinos a través de la recopilación y análisis datos, facilitando una mejor comprensión y gestión de los recursos marinos, la optimización de operaciones acuícolas para mejorar la eficiencia y el impacto ambiental, o el desarrollo de tecnologías marinas inteligentes, como robots submarinos autónomos, sensores avanzados y sistemas de comunicación.

Estas y otras tendencias ponen de manifiesto cómo la digitalización y, en especial, tecnologías de vanguardia como la IA, ya están transformando el Blue Growth al mejorar la eficiencia, la sostenibilidad y la gestión de los recursos marinos, así como impulsan la investigación y la correcta exploración de los océanos.Alberto Bernal, director de Territorios Phygital en Minsait

Promover la pesca sostenible y el turismo de calidad

Los océanos cubren más del 70% de la superficie del planeta, con una gran diversidad de recursos naturales. Por eso, una de las áreas clave de la Economía Azul es la pesca sostenible, donde es necesario incentivar modelos de gestión responsable que aseguren la conservación de las poblaciones de peces y su reproducción, gracias a medidas como cuotas y tamaños mínimos de capturas o áreas protegidas para permitir la recuperación de las especies en peligro.

El informe hace hincapié en que se deberá apostar por la conservación de mares sanos y el uso sostenible de los recursos marinos, creando alternativas a los combustibles fósiles y a la producción tradicional de alimentos. Alcanzar los objetivos de neutralidad climática y contaminación cero, particularmente mediante el desarrollo de energía marina renovable, la descarbonización del transporte marítimo y la ecologización de los puertos. Y para ello es necesario culminar la transición hacia una economía circular y reducir la contaminación, así como preservar la biodiversidad e invertir en la naturaleza: la Estrategia sobre la Biodiversidad establece el objetivo de proteger el 30% de las áreas marinas de la UE con el fin de evitar la pérdida de los ecosistemas marinos. Y uno de los objetivos que se muestra prioritario en el informe es el de favorecer la adaptación al cambio climático y la resiliencia de las costas: actividades de adaptación, como el desarrollo de infraestructuras ecológicas en las zonas costeras y la protección de las costas frente al riesgo de erosión e inundaciones, contribuirán a preservar la biodiversidad y los paisajes, con los consecuentes beneficios para el turismo y la economía.

Es necesario también garantizar una producción de alimentos sostenible: “En sintonía con la Estrategia de la Granja a la Mesa, la producción sostenible y las nuevas normas de comercialización de los alimentos marinos, el uso de algas, el refuerzo del control de la pesca y la investigación y la innovación en la acuicultura celular contribuirán a preservar los mares y océanos” declara Juan Francisco Delgado.

Gracias a la implantación de medidas y herramientas tecnológicas para la consecución de una pesca sostenible, como son los algoritmos de aprendizaje automático que identifican patrones de pesca ilegal o la automatización de diversos procesos marítimos con IA, la recuperación de las poblaciones afectadas por la pesca excesiva podría incrementar la producción en 16,5 millones de toneladas, lo que contribuiría a una mayor alimentaria y al bienestar de las comunidades costeras.

Tal y como refleja el Informe Economía Azul y Blue Growth 2023 de Minsait e INTEC, la Economía Azul supone el 1,5% del PIB de la UE, abarcando también sectores como el turismo costero y marítimo. En este sentido, los ecosistemas marinos saludables y bien conservados son atractivos para los turistas, lo que también genera oportunidades para los destinos, proporcionando empleo y crecimiento económico sin poner en peligro la integridad de los ecosistemas.

Te puede interesar
Cadena de suministro

España como referente en Blue Growth

Dado que el sector pesquero y la acuicultura son dos de los pilares más importantes de la economía española, España en uno de los países más importantes de Europa en términos de Economía Azul gracias a su amplia costa y la presencia de varias regiones autónomas con actividad marítima. Tanto es así que el 3% del PIB nacional corresponde a este sector, generando un 4,9% del empleo nacional. En los últimos años, el país ha realizado proyectos de investigación y desarrollo tanto a nivel público como privado, además de la creación de varios clústeres y asociaciones que fomentan la cooperación y el desarrollo conjunto de este tipo de proyectos.

La Blue Growth es un sector en continuo crecimiento: la pesca y la acuicultura, así como el cultivo de algas y las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología en este sector para la alimentación humana, lo hace más atractivo para la inversión. España cuenta con empresas más innovadoras en distintos puntos del Estado. Los Hubs de Blue Growth ya producen gran cantidad de proyectos innovadores que liderarán en el mundo esta industria, y que podrán verse en la 6ª edición de Smartagrifoodsummit.com, que se celebrará en Sevilla los días 28 y 29 de septiembre.   Juan Francisco Delgado

“La Economía Azul ofrece, por tanto, un enfoque prometedor para aprovechar de manera sostenible los recursos marinos y generar crecimiento económico, abordando los desafíos ambientales para garantizar su preservación. Es un ámbito que no podemos olvidar porque también es clave para la pervivencia no sólo de los ejemplares marinos, sino de nosotros mismos como especie”, concluye Alberto Bernal.

Minsait lidera también el Grupo de Trabajo Blue Economy de AMETIC, la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones, creado recientemente para generar sinergias y poner al alcance de las organizaciones asociadas elementos que ayuden a incentivar las buenas prácticas y modelos de desarrollo en el sector marítimo.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.   
Privacidad