Estás leyendo
Zebra da a conocer las tres prioridades para los hospitales inteligentes del futuro

Zebra da a conocer las tres prioridades para los hospitales inteligentes del futuro

  • La inteligencia en tiempo real, la una mayor movilidad clínica y la mejora de la supervisión y el seguimiento de los activos se perfilan como objetivos tecnológicos claves para los centros sanitarios a corto plazo.

Technologies Corporation, empresa innovadora con soluciones y socios que permiten a los negocios mejorar su rendimiento, recomienda que, para aprovechar eficazmente los recursos, incluidos los pacientes, el personal, los activos y los datos,  los hospitales deben aumentar primero su visibilidad operativa  y sus capacidades de colaboración virtual. Por lo tanto, el enfoque para el próximo año o dos se centra en tres prioridades únicas pero interrelacionadas: la inteligencia en tiempo real, la una mayor movilidad clínica y la mejora de la supervisión y el seguimiento de los activos.

 

La pandemia fue un importante acelerador de la adopción de tecnología en los entornos de cuidados intensivos. Un rotundo 85% de los responsables de la toma de decisiones informó de que su aceleró el uso de la tecnología y está aumentando las inversiones en soluciones de movilidad, localización y automatización, según el estudio  Global Vision de Technologies.

 

Pero hay que hacer más, especialmente si los hospitales quieren maximizar la eficiencia del personal. Los sucesos extraordinarios aumentan la presión sobre los puntos débiles en la prestación de cuidados, las operaciones y la cadena de suministro, lo que conduce a la escasez de equipos y medicamentos, la ineficacia en la planta del hospital, la escasez de mano de obra y el agotamiento del personal que puede dar lugar a niveles de atención al paciente inferiores a los óptimos. Por desgracia, aunque la COVID-19 puede ser la crisis de salud pública más importante de nuestro tiempo, sin duda no será la última.Rikki Jennings, Chief Nursing Informatics Officer, de Technologies

 

En el futuro, el objetivo es desarrollar hospitales más inteligentes y conectados para fomentar la comunicación, la agilidad, la transparencia y la capacidad de necesarias para tener éxito incluso en tiempos de incertidumbre. Todos los flujos de trabajo clínicos, no clínicos y de pacientes deben estar bien orquestados, incluso automatizados. Las cadenas de suministro sanitario, las salas de suministro de los hospitales y los entornos de cuidados intensivos también deben estar mejor gestionados que en la actualidad.

 

Sobrecarga de las operaciones hospitalarias con inteligencia en tiempo real

 

Cada minuto cuenta en un entorno hospitalario. Con tantos pacientes que atender y tan pocos médicos para hacerlo, saber exactamente dónde se encuentran el personal, los pacientes, los activos y el inventario es crucial para tomar decisiones a tiempo.

 

Sin embargo, el 65% de los médicos considera que el personal pasa demasiado tiempo buscando equipos y suministros médicos. Además, el 52% de los responsables de la toma de decisiones admiten que acceder a la información y a los datos de los pacientes en tiempo real es un reto.

 

A medida que el Internet de las Cosas (IoT) se vuelve más sofisticado, tecnologías como la identificación por radiofrecuencia (RFID) y los sistemas de localización en tiempo real (RTLS) son cada vez más accesibles. Todos los hospitales pueden ahora hacer seguimiento de los empleados, pacientes y equipos. Una mayor visibilidad también ofrece un mejor control de la gestión del inventario y de la cadena de suministro, lo que ayuda a evitar quedarse sin medicamentos fundamentales.

 

El (ahora mayor) propósito de la movilidad

 

Según el estudio de Zebra, el 55% de los médicos afirman que conectar los sistemas para mejorar la comunicación entre los trabajadores es uno de los principales retos de sus hospitales. En consecuencia, las prioridades de movilidad han evolucionado tanto como se han ampliado en los últimos cuatro años. Hoy, la prioridad es dar a las enfermeras que trabajan en urgencias, quirófanos y unidades de cuidados intensivos las herramientas que necesitan para ejecutar mejor las tareas sensibles al tiempo.

 

Por ello, al menos 7 de cada 10 ejecutivos afirman que tienen previsto ampliar la implantación de dispositivos móviles el próximo año, incluidos los de TI, limpieza, transporte de pacientes, gestión de la cadena de suministro/inventario y servicios de alimentación.

 

Aunque algunos hospitales han permitido utilizar sus dispositivos personales en el trabajo y varios invirtieron en smartphones y tabletas de consumo para probar aplicaciones móviles, muchos están descubriendo que estos dispositivos no pueden soportar las necesidades de un entorno de cuidados intensivos. El estudio Vision de reveló que se está prefiriendo el uso de dispositivos específicos para la atención sanitaria a las alternativas de consumo, y casi la mitad (49%) de los responsables de la toma de decisiones proporcionan a sus empleados dispositivos empresariales.

 

Los dispositivos diseñados para un entorno sanitario son más seguros y garantizan la privacidad del paciente. Además, pueden soportar la limpieza y desinfección constantes que se requieren en este ámbito.

 

Ampliar el alcance y el impacto de la colaboración virtual

 

La pandemia fue una llamada de atención crítica para los hospitales: los modelos de atención deben cambiar. Los médicos y las enfermeras deben aumentar su rendimiento sin agotarse.

 

Por ello, los responsables de la toma de decisiones de los hospitales con visión de futuro están explorando formas de hacer que las operaciones sean más predictivas, en lugar de reactivas, y están recurriendo a la inteligencia artificial (IA), al análisis prescriptivo y a otras tecnologías avanzadas en busca de ayuda.

 

Los dispositivos dotados de IA pueden permitir al personal supervisar y reaccionar a distancia ante los pacientes, comprobando e informando regularmente de sus constantes vitales. Si algo va mal, pueden enviar alertas a los dispositivos móviles de los médicos. Esto también es beneficioso desde el punto de vista de seguridad, ya que ayuda a limitar el número de veces que el personal clínico debe entrar en las habitaciones de los pacientes infectados.

 

Las operaciones predictivas también facilitan la mejora de la gestión del flujo de trabajo, al ayudar a los responsables a asignar las tareas precisas a las personas adecuadas en el momento oportuno.  En otras palabras, si se seleccionan e implementan cuidadosamente, las soluciones pueden hacer que las operaciones del sean más sencillas e intuitivas.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.    Ver Política de cookies
Privacidad