Estás leyendo
De las cintas a la nube: claves para entender la rápida digitalización de la industria del videojuego

De las cintas a la nube: claves para entender la rápida digitalización de la industria del videojuego

  • La utilización de IA y realidad aumentada en videojuegos exige una latencia mínima
  • Los juegos online, las actualizaciones constantes y la transmisión de partidas en vivo requieren una conexión a internet robusta
Ericsson 5G

La  industria del videojuego vive una transformación sin precedentes. Desde sus inicios en cartuchos y CD hasta la era actual de la nube, el sector evoluciona a un ritmo vertiginoso, impulsado por avances tecnológicos y nuevas formas de consumo.

Desde sus inicios en los años 50 con simples juegos en blanco y negro hasta la actualidad, con experiencias inmersivas y mundos virtuales, la industria gaming ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años que ha supuesto numerosos cambios. De hecho, se espera que la industria supere los 426 mil millones de dólares en 2029[1], con una tasa anual de crecimiento del 9.32% entre 2024 y 2029. En España, se estima que hay 24 millones de jugadores, lo que supone que el 53% de la población juega a de forma habitual[2].

Entre los cambios más relevantes que ha vivido la industria en estos últimos años destacan:

●     Aumento de la accesibilidad: La llegada de smartphones y plataformas de distribución digital ha hecho que los juegos sean más accesibles para una mayor cantidad de personas.

●     Diversificación de géneros y plataformas: La industria ha proliferado en una amplia gama de géneros y plataformas, desde juegos casuales para móviles hasta experiencias AAA en consolas y PC.

●     Evolución tecnológica: Los avances gráficos, la realidad virtual y la inteligencia artificial han transformado la experiencia de juego, creando experiencias más inmersivas y realistas.

●     Crecimiento del gaming competitivo: Los eSports se han convertido en un fenómeno global, con millones de jugadores y espectadores alrededor del mundo.

●     De lo físico a lo digital: para muchos jugadores ya no tiene sentido acumular juegos físicamente, basta con descargarlos y jugar en la nube. Ahora, los juegos se ejecutan en servidores remotos y se transmiten al dispositivo del usuario a través de internet.

Esta transformación de la industria del videojuego tiene un impacto significativo en la demanda de internet por ello, DE-CIX, principal operador de Internet Exchange (IX) del mundo, identifica las necesidades más destacables de la industria del videojuego:

●     Mayor ancho de banda: Los juegos en la nube requieren un flujo constante de datos de alta velocidad para una experiencia fluida. Se estima que un jugador puede consumir entre 5 y 15 Mbps para jugar en resolución 1080p, y hasta 30 Mbps para 4K. La fibra óptica y el 5G han sido claves en este aspecto. Además, tecnologías como redes de malla y Content Delivery Networks (CDNs) hacen posible la distribución del contenido de los juegos de forma más eficiente, reduciendo la latencia y mejorando la experiencia de los jugadores.

Te puede interesar
Blockchain wallet

●     Menor latencia: La latencia, el tiempo que tarda en enviarse y recibirse información, es crucial para la experiencia de juego en la nube. Un retraso perceptible puede afectar la jugabilidad y la experiencia del usuario de forma muy negativa. Del mismo modo, la conexión a internet debe ser estable y confiable para evitar interrupciones durante el juego. Las caídas de conexión o la baja calidad de la señal pueden arruinar la experiencia del usuario.

●     Demanda global: El juego en la nube tiene el potencial de llegar a una audiencia global, como jugador y como espectador, incluyendo usuarios con acceso limitado a hardware potente o software descargado. No sólo crece constantemente el tráfico de datos relacionado con el juego, sino que la calidad con la que se suministra debe mejorar constantemente. Esto supone un reto para los operadores de red, que deben asegurarse de optimizar sus redes para garantizar el mejor rendimiento.

●     Capacidad de los servidores: Los juegos online requieren servidores más potentes para gestionar un mayor número de jugadores, datos y expansiones cada vez mayor. La nube ha permitido escalar la capacidad de los servidores de forma rápida y eficiente para adaptarse a la creciente demanda del mercado.

Es evidente que la evolución de la tecnología ha posibilitado un avance sin precedentes en la industria del videojuego que, ahora, puede crear juegos cada vez más complejos y realistas que atraen a nuevos perfiles y suponen un salto de calidad en la experiencia de usuario. La industria del videojuego se ha convertido sin duda en una de las industrias del entretenimiento más importantes del mundo. Sin embargo, esta transformación no habría sido posible sin la mejora de la red de Internet pues la experiencia de juego actual exige mayor ancho de banda, menor latencia, mayor confiabilidad y conectividad simultánea para múltiples dispositivos.

[1] Informe Industria del videojuego: https://www.mordorintelligence.com/es/industry-reports/global-gaming-market
[2]  Informe anual de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI). https://www.aevi.org.es/web/wp-content/uploads/2023/05/Anuario-AEVI-2022.pdf
Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.   
Privacidad