Estás leyendo
Los responsables de TI se debaten entre los riesgos de seguridad y los avances tecnológicos

Los responsables de TI se debaten entre los riesgos de seguridad y los avances tecnológicos

  • Según un estudio mundial de HPE Aruba Networking, la emergente inteligencia artificial generativa está marcando el comienzo de una nueva era entre las empresas que están evolucionando sus redes para garantizar una innovación segura.
HPE Aruba Networking security connectivity

Según una investigación realizada por (NYSE: HPE),  el 64 % de los responsables de TI creen que las preocupaciones de ciberseguridad están afectando negativamente a la disposición de sus organizaciones para invertir en tecnología innovadora. En España, que también se encuentra entre los países que han participado en este estudio mundial, la cifra es aún mayor y asciende a un 71 %. Esto puede no sorprender, ya que el 91 % de los encuestados mundialmente considera que la tecnología emergente representa un peligro; o admiten haber experimentado una brecha de debido a ella, algo que secunda el 94 % de los directivos que han participado en este estudio en nuestro país. Pero esto ocurre en un momento en que los responsables de TI deben estar facultados para abrazar innovaciones como la inteligencia artificial generativa, para acelerar la transformación crítica del negocio, algo sobre lo que el 89 % dice que su organización requiere en alto grado en los próximos 12 meses para tener éxito. Este porcentaje en nuestro país desciende hasta el 85 % de los ejecutivos consultados.

Con titulares llenos de promesas sobre las últimas tecnologías, el estudio, que incluye respuestas de 2.100 responsables de TI en 21 países, examinó cómo las organizaciones están abordando actualmente la relación entre innovación y riesgo. El informe también arroja luz sobre el papel que juegan tanto los responsables de TI como la red a la hora de facilitar una innovación más segura.

El auge de la innovación

Una gran mayoría (95 %) de los responsables de TI afirma que la digitalización es fundamental para desbloquear nuevas fuentes de ingresos en los próximos 12 meses, dato que desciende al 91 % al hacer la consulta en nuestro país. De hecho, tanto TI como el resto de las organizaciones están trabajando para implementar nuevas tecnologías que puedan impulsar la innovación con relación a cómo funciona el negocio y lo que ofrece. A medida que tratan de aumentar la innovación, las organizaciones recurren a tecnologías emergentes y actualmente están utilizando o planean implementar 5G (91 %), soluciones de inteligencia artificial y aprendizaje automático (Machine Learning) (89 %) o IoT y sensores inteligentes (88 %). Si bien el análisis en nuestro país avala la percepción de que nuestros ejecutivos están muy alineados con sus homólogos en otros mercados, hay pequeñas variaciones con relación a la integración de estas mismas tecnologías. Así, los datos en España revelan que nuestras empresas ya utilizan, o planean implementar 5G (85 %), IA y Machine Learning (84 %), e IoT y sensores inteligentes (77 %)

A pesar de este impulso, solo el 45 % de los responsables de TI describen a sus organizaciones como innovadoras, y preocupantemente, aún menos las describen como seguras (44 %). En España tenemos una mejor percepción sobre lo innovador de nuestras organizaciones ya que la cifra de responsables de TI que así describen a sus empresas asciende al 49 %. Al igual que sus homólogos en otros mercados, también el 44 % de nuestros ejecutivos las describen como seguras. De hecho, a nivel global, el 64 % de los responsables de TI confirmaron que la disposición de sus organizaciones para invertir en tecnologías innovadoras se ve negativamente afectada debido a preocupaciones sobre posibles brechas de seguridad.

Gestionando el riesgo creciente

También existe una creciente brecha entre las demandas tecnológicas y la capacidad del equipo de TI para gestionar todo: el 66 % de los responsables de TI tienen preocupaciones sobre la capacidad de su organización para mantenerse al día con la última tecnología y las demandas digitales, y el 55 % afirma que sus equipos de TI ya están al límite de su capacidad. En España este dato es del 75 % y del 36 %, respectivamente.

La combinación de este aumento en el uso de tecnología con la falta de recursos y las tendencias más amplias en torno al trabajo remoto, la nube híbrida y los centros de datos distribuidos, hacen que las organizaciones estén expuestas más que nunca.

Las necesidades empresariales han evolucionado, y los equipos están implementando cada vez más nuevas tecnologías para satisfacer estas necesidades. Sin embargo, las medidas de seguridad que pueden respaldar el surgimiento de la tecnología emergente deben evolucionar junto con ellas. Para los equipos de TI, esto significa darse cuenta de que la Red de Inteligencia Artificial puede respaldar a sus equipos para ser más eficientes, aliviar tareas administrativas laboriosas y avanzar en su estrategia de seguridad al ofrecer protección incorporada.Scott Calzia, vicepresidente de marketing de HPE Aruba Networking

El papel de la red

Según este estudio, hay un creciente reconocimiento del papel de la red en la transformación empresarial y, en particular, de la relación entre la red y la seguridad y la innovación. De hecho, el 64 % de los responsables de TI creen que la red puede respaldar la efectividad de la ciberseguridad y el 61 % considera que puede respaldar una mayor innovación. Esta percepción en España se cifra en un 66 % y un 65 %, respectivamente. Y los responsables de TI están invirtiendo en consecuencia: las organizaciones están avanzando con soluciones de seguridad basadas en la red como Security Service Edge (SSE) o seguridad similar del extremo a la nube (89 %), control de acceso a la red basado en políticas (88 %) y seguridad Secure Access Service Edge (SASE) (87 %).

Pero la evidencia sugiere que aún necesitan ayuda para unir estas inversiones y obtener así sus beneficios: sólo el 47 % de los responsables de TI cree que su red actual puede ofrecer o respaldar una seguridad empresarial flexible, y aún menos consideran que su papel consiste en dar soporte a tecnologías emergentes (37 %).

Te puede interesar
DXC Technology

En España, un 84 % de estos profesionales están contemplando activamente invertir en soluciones de seguridad que abarquen desde el extremo hasta la nube, reconociendo así la importancia de proteger sus activos digitales en un entorno empresarial cada vez más ciber expuesto.

Asimismo, un significativo 86 % de los responsables de TI españoles están considerando la implementación de sistemas de control de acceso a la red basados en políticas. Por otro lado, se destaca que un sólido 77 % de los profesionales de TI están evaluando la posibilidad de invertir en soluciones SASE, lo que avala la tendencia de que en nuestro país se busca un enfoque integral que combine la seguridad y la conectividad en un único marco, lo que simplifica la gestión y garantiza la protección de la red en todos los niveles.

En España, el 71 % de los responsables de TI muestra una creciente preocupación por la ciberseguridad, lo que refleja la magnitud de los que enfrentamos en el ámbito tecnológico. Si bien es cierto que el 85 % de nuestros ejecutivos considera fundamental abrazar la innovación, este proceso no está exento de desafíos. La seguridad es una prioridad inquebrantable. Estamos decididos a garantizar que nuestras organizaciones sean no solo innovadoras, sino también seguras. Estos datos nos muestran que debemos trabajar en estrecha colaboración con los equipos de TI para cerrar la brecha entre la innovación y la seguridad.Jose Tormo, Regional Director Southern Europe de HPE Aruba Networking

Además de la seguridad, un número significativo de ejecutivos españoles reconocen el potencial de la red como habilitador de tecnologías emergentes. Un 36 % de los encuestados considera que la red puede respaldar con éxito la implementación de tecnologías emergentes, lo que subraya la importancia de contar con una infraestructura de red flexible y escalable para impulsar la innovación tecnológica en sus organizaciones.

Tormo concluye: “Si bien la presión para innovar no disminuirá, los responsables de TI deben encontrar una manera segura y simplificada de superar el dilema del riesgo. Esto requiere un enfoque unificado de SASE (SSE + SD-WAN) para unir todas las tecnologías de red dispersas y realmente ofrecer una red capaz de respaldar una innovación segura. Dado la prevalencia del trabajo híbrido, una sólida base de seguridad en la red que incluya el uso de principios de Confianza Cero (Zero Trust) es un buen punto de partida para guiar las inversiones en SASE, SSE y NAC”.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.   
Privacidad