Estás leyendo
Arranca la segunda edición de ‘Catalunya Rural Hub’, el proyecto para arraigar el talento digital y combatir el despoblamiento en los entornos rurales

Arranca la segunda edición de ‘Catalunya Rural Hub’, el proyecto para arraigar el talento digital y combatir el despoblamiento en los entornos rurales

  • La convocatoria está abierta a 30 personas que, durante una semana en grupos de 10, trabajarán en remoto, harán coworking y conocerán e interactuarán con el tejido económico y social del territorio.
Cataluna Hub

La segunda edición del proyect  ‘Catalunya Rural Hub’ ha arrancad en Tremp con la presentación del calendario de ejecución, las novedades y la apertura del período de inscripciones para los profesionales digitales que quieran participar. El acto de presentación se ha realizado en Tremp (Pallars Jussà), uno de los municipios que acogerá esta segunda edición junto con la comarca de la Ribera de Ebro, y ha contado con la participación de Joana Barbany, directora general de Sociedad de la Generalidad de Cataluña, y Jordi Arrufí, director del programa de Talento Digital de la Mobile World Capital y portavoz de Barcelona Digital Talento. También han intervenido Josep M. Mullol, presidente del Consejo Comarcal del Pallars Jussà, y Jesús Álvarez, vicepresidente primero y consejero responsable del área TIC del Consejo Comarcal de la Ribera d’Ebre.

Esta nueva edición del Catalunya Rural Hub supone la extensión del proyecto iniciado hace un año por el Departamento de la Vicepresidencia y de Políticas Digitales y Territorio de la Generalidad de Catalunya y Mobile World Capital Barcelona,  consistente en atraer a profesionales del ámbito a zonas rurales y poco pobladas del territo rio con el objetivo último de favorecer el arraigo del talento, combatir el despoblamiento y dinamizar la economía de estas zonas. La iniciativa se inscribe en el marco de la alianza Barcelona Talent, que busca fomentar el desarrollo de la nueva economía digital en toda Catalunya y al mismo tiempo impactar positivamente en el tejido productivo, comercial y económico de todo el territorio.

La puesta en marcha de esta segunda edición consolida el proyecto como buen antídoto contra el despoblamiento y contra la brecha territorial de talento en Catalunya. Los resultados de la edición piloto del año pasado han demostrado que facilitar la deslocalización del talento digital de las grandes ciudades hacia zonas rurales puede contribuir notablemente a la forestación y la dinamización económica de estas zonas, y, por tanto, a alcanzar una Cataluny con igualdad de oportunidades para todos. Por eso hemos sacado adelante la extensión del proyecto, ampliado y mejorado, a nuevos puntos del territorio. Joana Barbany, Directora general de Sociedad

Jordi Arrufí, director del programa de Talento de la MWCapital,  ha declarado que “el objetivo principal de este proyecto es utilizar la tecnología para romper, una vez más, barreras. Se trata de demostrar que es posible vivir en un entorno rural gracias al avance de la tecnología y nuevas profesiones digitales. De hecho, el 14% de las nuevas ofertas de trabajo del sector TIC son ya con modalidad de trabajo en remoto. Esta tipología de trabajo implantada por muchas empresas y el esfuerzo del territorio hace que se multipliquen los beneficios y oportunidades de vivir en entornos rurales menos poblados.”

Para la organización de esta segunda edición del Catalunya Rural Hub se ha contado con Pallars Actiu y el Consejo Comarcal de Ribera d’Ebre como entidades coordinadoras, y con la colaboración de diferentes administraciones y entidades de los dos territorios donde se desarrollará: Diputación de Lleida, Consejo Comarcal de El Pallars Jussà, Ayuntamiento de Tremp, Consorcio Leader Pirineu Occidental, Consorcio Intercomarcal de Iniciativas Socioeconómicas y Cowocat Rural.

Calendario y apertura de inscripciones

En esta edición, un total de 30 profesionales digitales tendrán la posibilidad de convertirse en remote workers durante una semana desde las sedes de este año: la Ribera d’Ebre y Tremp (Pallars Jussà). Las inscripciones para poder optar a una de estas plazas ya están abiertas a través de la web de Barcelona Digital Talent. Se pueden inscribir profesionales autónomos, trabajadores/as de empresas del sector TIC y personal de la Administración Pública. Para la selección se tendrán en cuenta criterios tales como el género (se busca representatividad de ambos); la edad (se promueve la multiplicidad de perfiles en distintos momentos vitales); y el colectivo al que pertenecen (para garantizar la variedad de tipologías de empresa y el rol de los participantes en éstas).

La primera de las tres estancias de 10 profesionales tendrá lugar en Tremp del 23 al 27 de mayo. Las siguientes serán en la Ribera de Ebro del 30 de mayo al 3 de junio y del 13 a 17 de junio. Los participantes dispondrán, gratuitamente, de alojamiento, de un espacio de coworking y de un plan de actividades que les permitirá conocer el entorno, las empresas y el tejido económico y social del territorio, con la voluntad de que establezcan relaciones personales y profesionales.

Tanto en la Ribera d’Ebre como en Tremp los participantes podrán conocer de primera mano las instalaciones y los servicios disponibles en la zona para poder teletrabajar y las iniciativas relacionadas con la conectividad de la comarca. Por otro lado, participarán también en encuentros con empresas e iniciativas de la zona para debatir conjuntamente las posibilidades y necesidades que los trabajadores remotos pueden encontrar en un entorno rural. Se trata de contribuir al intercambio de conocimiento que genere un impulso definitivo en la propuesta del entorno rural para poder convertirse en el hogar de este talento.

La agenda de las dos sedes también contempla numerosas actividades de con el objetivo de mostrar todo lo que el territorio puede ofrecer aparte de las instalaciones y la conectividad. Catas gastronómicas de Km0, la ruta de la floración de los árboles frutales en la Ribera d’Ebre o una ruta para ver los vestigios de los dinosaurios que habitaron el Pallars Jussà hace millones de años son algunos de los espectáculos únicos que los participantes tendrán el privilegio de experimentar.

La intención del proyecto es promover que los profesionales se acaben instalando en entornos rurales, se arraiguen y puedan desarrollar su vida personal y profesional. En esta línea, en la presentación de hoy también ha intervenido Marta Vila, una profesional con perfil de reskilling (reciclaje profesional y formación para adaptarse a las nuevas habilidades y conocimientos que demanda el mercado laboral) que participó en edición piloto que tuvo lugar en La Vall d’en Bas (Garrotxa) y que, a raíz de la experiencia, se plantea en un futuro trasladarse a un entorno rural para vivir y trabajar.

Prueba piloto en la Garrotxa

El ‘Catalunya Rural Hub’ nació el pasado año, con una prueba piloto con 20 profesionales del sector que estuvieron residiendo y trabajando en remoto durante una semana en La Vall d’en Bas (Garrotxa). Las personas participantes llevaron a cabo la jornada laboral sin ningún inconveniente, con una excelente conexión a Internet. En una encuesta posterior, la mayoría aseguraron que su rendimiento había mejorado y destacaron la calidad de vida y el descubrimiento de nuevas oportunidades laborales en el territorio.

La prueba piloto recibió 210 solicitudes para participar, en un momento marcado por la pandemia en la que la tendencia de marcharse fuera de Barcelona se había acentuado debido a la creciente digitalización de las empresas y el aumento del trabajo en remoto, así como por la voluntad de los profesionales de trasladar su entorno de trabajo y su hogar a un medio rural para mejorar la calidad de vida.

En este contexto, en la valoración de los participantes de la anterior edición destaca como aspecto más valorado poder rodeados de naturaleza; el 80% de los participantes dice haber mejorado su rendimiento por este hecho y sobre todo su calidad de vida. El programa se posiciona, según el 75% de los participantes, como palanca para romper prejuicios sobre el mundo rural en el entorno digital, como por ejemplo que la integración social es complicada, que la oferta de servicios es limitada o que la conectividad no es óptima. Todos los participantes coinciden en que el programa es una oportunidad única para realizar una primera valoración de convertirse en remote worker rural. Incluso algunos de los participantes alargaron su estancia.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.    Ver Política de cookies
Privacidad