Estás leyendo
Paradigma desvela el mapa de las nubes europeas y españolas: ¿son competitivas?

Paradigma desvela el mapa de las nubes europeas y españolas: ¿son competitivas?

  • El mercado cloud europeo se dispara: si en 2022 movió 60.000 millones de euros para 2032 crecerá hasta los 650.000 millones de euros anuales
T Systems Cloud

En los últimos años  el mercado ha crecido a un ritmo vertiginoso  moviendo el pasado año 60.000 millones de euros y una previsión de 650.000 millones para 2032. Se calcula que para 2025 la economía del dato en España superará los 54.000 millones de euros y supondrá más del 4 % del PIB.

La nube es la base de la economía del dato, pero si bien hyperscalers como AWS, Google y Microsoft lideran el mercado mundial pocas son las que conocen las clouds europeas, su oferta de soluciones y sus ventajas competitivas. Para ayudar a las empresas a conocer quién es quién en el ecosistema cloud europeo la tecnológica española Digital, ha analizado el ecosistema de clouds europeas y españolas, y todo lo que pueden aportarte.

Los clientes sienten mayor al ceder sus datos a clouds europeas porque saben que serán más respetuosas con ellos y que no saldrán de Europa en ningún momento. La sensibilidad por el cumplimiento de RGPD y la protección de la soberanía de los datos a la vez que se permite su acceso y su reutilización con privacidad y seguridad dentro de la Unión Europea es un aspecto diferencial a favor de las nubes europeas.Juan María Fiz experto cloud en Paradigma Digital.

Dentro de todos los proveedores que se reparten el mercado del cloud en Europa, destacan los grandes proveedores mundiales: Amazon Web Services, Google Cloud y Microsoft Azure. Pero también existe un gran número de empresas europeas que destacan porque ofrecen productos y servicios que se adaptan a las necesidades de los clientes europeos y por ofrecer una mayor confianza en el tratamiento de los datos.

“Ya no solo es que los proveedores locales puedan estar más fácilmente al día de los cambios normativos para adaptar sus políticas de cumplimiento, es que están mucho más cerca de los clientes finales para conocer sus necesidades, sus gustos y sus preferencias. Existe un gran número de proveedores locales que destacan porque tienen una estrategia clara y porque ofrecen productos y servicios que se adaptan a las necesidades de los clientes europeos.”, afirma Fiz.

Entre los principales proveedores cloud europeos encontramos:

Te puede interesar
nutanix
  • Cloud Sigma. Fundada en 2009 en Suiza ofrece fundamentalmente IaaS y PaaS sobre datacenters de distintos proveedores en Suiza, Europa, América y Asia. Los especialistas le reconocen su especialización en la gestión de aplicaciones, pero también remarcan sus carencias en data, ML e IA.
  • IONOS Cloud. IONOS, anteriormente 1&1, es la parte alemana de United Internet Group y ofrece principalmente hosting. Tiene presencia en múltiples países europeos ofreciendo a las empresas alojamiento basado en productos tales como CMSs, ERPs, servidores de aplicaciones, virtualización con VMWare y también IaaS bajo la división de Arsys Cloud Solutions.
  • Orange Business Services. Además de su oferta de nube pública sobre los servicios de los tres grandes (Azure, AWS y GCP) Orange ofrece servicios de computación en la nube, big data, IoT, IA y ML. Dentro de su plataforma también incluye funcionalidades para facilitar el desarrollo y la gestión de la infraestructura, pero no destaca en nada en particular. Su oferta a nivel de cumplimiento y protección de datos la diferencia de los grandes proveedores cloud. Sus centros de datos están localizados en Francia y Países Bajos y su geo-redundancia es limitada.
  • OVH Cloud. Su offering actual no tiene la amplitud y profundidad de las grandes nubes americanas. Se sustenta sobre todo en IaaS (computación, almacenamiento, redes), un amplio catálogo de bases de datos gestionadas, Docker y Kubernetes. Destaca en grandes equipos para computación de alto rendimiento. OVHcloud está muy alineada con las iniciativas para la soberanía de los datos de Gaia-X y los programas del gobierno francés. Su enfoque de mercado se basa en 4 prioridades: incluir infraestructura de la siguiente generación para soportar los nuevos casos de uso de resiliencia de los clientes, nuevos modelos operacionales para extender soluciones privadas que soporten estrategias híbridas y cubran las necesidades de soberanía, nuevas soluciones PaaS y expansión en nuevas geografías.
  • T-Systems. Su portfolio de cloud agrega los servicios de Google y AWS a los que suma sus propios datacenters. Cumple todos los criterios para ofrecer servicios a sus clientes europeos cumpliendo con los requisitos de soberanía del dato, desde la nacionalidad de sus trabajadores hasta la localización de sus datacenters (principalmente en Alemania, pero también en los Países Bajos y en Suiza).
    Stackit, la cloud de LIDL(Schwarz Gruppe), de origen alemán, entró en el mercado de las clouds preocupados por el gran dominio de los proveedores no europeos y buscando una alternativa europea soberana. Le dan mucha importancia a la seguridad y a la protección de datos y sus centros de datos se encuentran en Alemania y Austria y están sujetos a la legislación europea y al RGPD.

Si nos centramos en España destacan las nubes de Clouding.io. con su datacenter en Barcelona principalmente, proporcionan hosting dedicado e IaaS en un datacenter Tier IV, Jotelulu con una oferta mayoritariamente basada en IaaS y escritorios remotos y Acens, desde 2021 parte de Telefónica Tech, que además de su oferta de nube pública con Azure, AWS y Google ofrece soluciones Cloud para pequeñas y medianas empresas, tanto en entornos de cloud privados como en mixtos. Comenzó su actividad en 1997 y en la actualidad ofrece sus servicios en España, Brasil, Perú y México. Además, posee dos Data Centers en España con más de 6.000 metros cuadrados y su cartera de clientes supera los 160.000.

Hoy en día el nivel técnico y de innovación de las nubes europeas está por detrás. Pero es importante contrarrestar la predominancia en la nube de las empresas no europeas  para conseguir aplicar reglas europeas, evitar que la incorrecta utilización de la tecnología y los datos vaya por delante de los derechos de los ciudadanos. “Se trata también de proteger la industria europea, de que haya un mercado abierto, de que siempre haya una alternativa local y europea, puesto que el cloud es un sector estratégico porque afecta a todos los sectores y como tal debe ser tratado”, concluye Fiz

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.   
Privacidad