Estás leyendo
Todas las claves sobre la ley europea de Inteligencia Artificial: ¿Cómo afectará a las empresas?

Todas las claves sobre la ley europea de Inteligencia Artificial: ¿Cómo afectará a las empresas?

  • La nueva normativa atañe a aquellas empresas que utilicen la IA en áreas que tengan que ver con las personas, como la medicina, el reclutamiento o la optimización en la toma de decisiones
Ursula Von der Leyen - Soteu 2023

La irrupción de la Generativa durante 2023 está empezando a transformar diferentes ámbitos de la vida y el entorno laboral. Sin embargo, a pesar de sus beneficios, se ha planteado la preocupación por las consecuencias de desarrollar plenamente sus capacidades.

Por ese motivo,  la aprobó el pasado 8 de diciembre la primera de Inteligencia Artificial de la historia, convirtiéndose en la primera región del mundo que regule esta tecnología de manera integral. Con esta ley se pretende garantizar que los derechos fundamentales, la democracia, el Estado de derecho y la sostenibilidad ambiental estén protegidos contra la Inteligencia Artificial de alto riesgo al mismo tiempo que impulsa la innovación.

La , que se aplicará de la misma forma en todos los estados miembros, clasifica la IA en cuatro niveles y permite o prohíbe su uso en función del riesgo que genera para las personas, además de identificar sistemas de alta amenaza que solo se podrán utilizar al demostrarse que respetan los derechos fundamentales.

Los países y la Eurocámara ratificarán la ley en febrero de 2024 y su entrada entrará en vigor en 2026  con sanciones desde 35 millones de euros o el 7% del volumen de negocios global hasta 7,5 millones o el 1,5% del volumen de negocios para aquellas empresas que incumplan la normativa, en función de la infracción y el tamaño de la empresa.

Por ese motivo, , The BusinessTech Consultancy, señala las claves que las empresas deben tener en cuenta ante la nueva regulación europea sobre Inteligencia Artificial.

La nueva normativa en materia de Inteligencia Artificial afecta a aquellas empresas que utilicen la IA en áreas que tengan que ver con las personas, como la medicina, el reclutamiento o la optimización en la toma de decisiones. Las empresas desarrolladoras de IA, como parte de un ejercicio de transparencia, deberán revelar cómo funciona el algoritmo, cómo ha sido entrenado y desarrollado, así como el contenido que genera.

Para ello, se proporcionarán plantillas con los datos técnicos que deban facilitar y se creará un registró de la IA a escala europea, una base de datos pública donde las aplicaciones de alto riesgo tendrán que publicar toda la información. En el caso de que estos datos aportados por las empresas no sean claros, los reguladores tendrán la posibilidad de investigar los algoritmos y solicitar más información. Finalmente, en el caso de que se encuentren infracciones, el sistema de IA podría cerrarse, retirarse del mercado, solicitar cambios, además de conllevar multas significativas.

Te puede interesar
Kyndryl presenta el servicio New Threat Insights para AWS

Pese a que la regulación no obliga a las empresas a designar una supervisión humana encargada de revisar los resultados de la Inteligencia Artificial, se recomienda que exista una visión humana que valide el trabajo final de la IA, de forma que el algoritmo no sea el factor decisivo.

En cuanto a los productores de LLM (modelos de lenguaje de gran tamaño), estos deberán introducir de forma proactiva en el diseño y el desarrollo sistemas de seguridad para que el contenido final de la máquina no sea perjudicial y contrario a la ley. Además, en materia de propiedad intelectual, los desarrolladores tendrán la obligación de ser transparentes sobre el material protegido por derechos de autor que utilizan.

El desarrollo de la Inteligencia Artificial en 2023 ha supuesto una fuerza transformadora capaz de ofrecer múltiples posibilidades a las empresas, aumentar las capacidades y productividad de los empleados, impulsar la innovación, mejorar la eficacia y ofrecer resultados de impacto. La colaboración entre las empresas y los organismos públicos para su regulación seguirá manteniendo sistemas magníficos y evitará que surjan resultados perjudiciales para la sociedad de una tecnología de gran desarrollo como estaJose Antonio Rocha, Director de Entelgy

La Inteligencia Artificial va a ser la gran protagonista de la transformación digital de muchas empresas en los próximos años. Ahora con su regulación se pretende garantizar que los sistemas de IA utilizados en la UE sean seguros y respeten los derechos fundamentales y los valores europeos, ya que como afirma Chat GPT “aunque el impacto inicial puede implicar desafíos y ajustes, el diálogo continuo entre los reguladores y los actores de la industria generarán efectos positivos, dando forma a una industria de la IA más responsable y ética”.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.   
Privacidad