Estás leyendo
Digitalización, la clave para un modelo productivo sostenible a largo plazo

Digitalización, la clave para un modelo productivo sostenible a largo plazo

Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

“Si la gente pudiera darse cuenta de que el cambio es el resultado de millones de pequeñas acciones, que pueden parecer totalmente insignificantes, entonces no dudarían en realizar estas pequeñas acciones” (Howard Zinn).

Con esta cita ha concluido Marc Gómez, Consejero Delegado y Presidente de ABB en España, su ponencia en la sesión Climatech: How is digitalization reducing emissions en el marco del  World Congress.

Esta sesión, tiene como objetivo dar a conocer las tendencias tecnológicas que contribuyen en la lucha contra el cambio climático de la mano de algunos de los principales tecnólogos que están generando cambios para la sociedad, no solo para hoy, sino para las generaciones venideras.

La movilidad más sostenible, la que no se produce

Como primer paso para conseguir los objetivos medioambientales de los Acuerdos de París y la Agenda 2030, Marc Gómez ha puesto el foco en la reducción de la movilidad: “La movilidad más sostenible es la que no ocurre, pero solo es posible recudir la movilidad si contamos con las tecnologías adecuadas”. “Prueba de ello fue el pasado año, cuando, debido a la pandemia mundial y la cuarentena, las emisiones de NO2 se redujeron en un 65% en Madrid y un 59% en Barcelona con respecto al año anterior a la vez que aumentaba en un 202% el trabajo en remoto o Smart Working”, ha explicado.

En este sentido, ABB apuesta por una evolución hacia soluciones y servicios que permitan reducir la movilidad, mejorando al mismo tiempo la productividad y seguridad de los activos industriales con tecnologías como las incluidas en el portafolio de ABB AbilityTM.

Gómez ha ilustrado esta evolución explicando el caso de un cliente que necesitaba asistencia técnica en Andalucía, y que fue resuelto desde la sede de ABB en Sant Quirze del Vallès en tiempo récord y sin necesidad de desplazamientos, evitando incrementar la huella de carbono. Gracias a la tecnología ABB AbilityTM, un ingeniero pudo conectarse de forma remota desde Barcelona con el operador del cliente en Andalucía y verificar que todos los parámetros de los equipos instalados de la misma manera que si hubiera estado in situ.

“En ABB estimamos que, cada año aproximadamente el 75% de los diagnósticos de servicio y el 25% del total de reparaciones se pueden realizar de forma remota. Esto significa que – si tan solo hiciéramos esto con variadores de frecuencia – el ahorro en emisiones de CO2 podría estimarse anualmente en 14 toneladas por año”, ha asegurado Gómez, y ha añadido: “Si estos servicios se generalizaran en la industria, no solo para variadores de frecuencia sino también para motores, PLCs, robots y otros equipos industriales, el potencial de reducción de emisiones sería exponencialmente mayor que en nuestro ejemplo”.

Una mirada hacia 2050: reducir el uso de recursos

Se estima que en 2050 la población mundial llegará a los 9.7 millones y que el 68% de la población vivirá en grandes ciudades. La demanda de alimentos se multiplicará y con ello el consumo de energía, agua y terreno destinado a su producción.  En este sentido, Marc Gómez ha resaltado la importancia de una buena gestión de los recursos naturales y, más concretamente, de la gestión eficiente y reducción del consumo de tierra, agua y energía.

Además, según datos publicados por el Banco Mundial, la agricultura utiliza el 70% de los recursos hídricos que se extraen en el mundo, una cifra realmente elevada. Esto significa que para alimentar a la población en 2050 se tendría que deforestar a nivel mundial el equivalente a la mitad del terreno de la Amazonia si no tomamos medidas urgentes.

Con estos datos en mente, Marc Gómez ha hecho énfasis en la necesidad de incrementar la productividad de los cultivos y avanzar en nuevos modelos productivos que nos ayuden a hacer compatible la alimentación de una población en crecimiento con la conservación de nuestro medio ambiente: “Para reducir nuestro consumo de energía, tierra y agua necesitamos replantear la forma en la que diseñamos las tierras de cultivo. Esto solo es posible si se aplican tecnologías y de automatización industrial. Las macrotendencias mundiales como el aumento de la población, la dificultad de acceso al agua o los cambios en la agricultura nos conducen necesariamente a una mayor automatización de los procesos productivos que nos permitan ahorrar agua y energía», ha señalado.

Te puede interesar
Telefónica Open Future

Además, ha resaltado la voluntad de ABB de impulsar la colaboración en el sector y de trabajar juntamente con todos los agentes involucrados en los procesos de de la sociedad: “Sabemos qué la digitalización es clave para resolver los problemas hacia un futuro sostenible. Desde ABB estamos presentes en la automatización de los procesos industriales, la electrificación de los medios de transporte y  la optimización del uso de recursos como el agua con una clara vocación de construir el futuro juntos, de forma digital y sostenible”.

Digitalización como motor contra las desigualdades

Durante la ponencia se ha puesto de manifiesto la aceleración que ha provocado la pandemia en materia de desigualdades sociales. En esta línea, el consejero delegado y presidente de ABB ha sentenciado que “la tecnología debe ser un habilitador que permita un desarrollo sostenible para todos, sin dejar a nadie atrás”.

En este sentido, durante la presentación, Marc Gómez ha destacado aspectos sobre diversidad e inclusión en los que la tecnología ya está contribuyendo, como por ejemplo, el acceso a nuevas posiciones para personas con diversidad funcional o cognitiva mediante la robótica colaborativa o las tecnologías de la información, o la mejora de la conciliación de la vida laboral y familiar mediante la flexibilidad que aportan esas mismas tecnologías.

Gómez también ha hecho hincapié, en la contribución al empleo y la recuperación de la llamada “España vaciada” que puede aportar la tecnología, destacando que: “los nuevos modelos productivos habilitados por tecnologías como la impresión 3D y la conectividad IoT permiten instalaciones más pequeñas, y flexibles que pueden contribuir a reindustrializar y recuperar zonas despobladas y a evitar riesgos de desabastecimiento facilitando la producción de cercanía.”

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.    Ver Política de cookies
Privacidad