Estás leyendo
Para 2024 el 65 por ciento de las aplicaciones serán desarrolladas con Low Code

Para 2024 el 65 por ciento de las aplicaciones serán desarrolladas con Low Code

Programador

El  Low Code  es una herramienta tecnológica en el más amplio sentido de la palabra, ya que nos servimos de ella para conseguir otra cosa.

Cuando hablamos de programación nos encontramos en la tesitura de que tiene una gran barrera de entrada: es necesario estudiar y obtener acreditaciones complejas para desarrollar una aplicación o programa. Estamos sujetos a las limitaciones del middleware y, cuando se requiere una aplicación más específica, es necesario crearla desde cero.

Nexllence, división de consultoría y del grupo Glintt, está especializada en la creación de todo tipo de aplicaciones personalizadas mediante el uso de potentes de desarrollo Low Code. A continuación repasa algunas de las claves a tener en cuenta a la hora de especializarse en esta tecnología.

Una especialización con futuro

El Low Code elimina gran parte de esta barrera de entrada y permite una programación mucho más sencilla y accesible, simplificando el proceso de desarrollo, ahorrando tiempo y costes, y permitiendo que nuevos perfiles accedan a él.

Si a esto le añadimos que sólo en 2021 se calcula que se invertirán 11.300 millones de dólares en las tecnologías Low Code, un aumento del 23% respecto a 2020, y que para 2024 el 65% de las aplicaciones serán desarrolladas con ella, tenemos que el Low Code es una disciplina ciertamente atractiva tanto para empresas como profesionales, con margen de crecimiento y con perfiles demandados en el mercado laboral.

¿Qué tipo de conocimientos son necesarios para operar en una plataforma Low Code?

Las plataformas Low Code están pensadas para que alguien sin conocimientos de usuario desarrolle aplicaciones, pero también tienen en mente a los desarrolladores con titulación.

Su objetivo no es únicamente ayudar a acelerar los tiempos de desarrollo y ahorrar el trámite de volver a crear código desde cero para ejecutar tareas, aprovechando un código pregenerado que realice esas funciones, sino permitir desarrollar aplicaciones útiles a gente sin demasiados conocimientos previos.

Para las aplicaciones más personalizadas sí es necesario poseer conocimientos de programación y de desarrollo previos, pero la plataforma simplifica algunos procesos, como la inclusión de una interfaz gráfica de usuario, en vez de puro código.

Sí existe una variante del Low Code, llamada No-Code, que está totalmente centrada en la facilidad de uso y en acercar el desarrollo de aplicaciones empresariales a perfiles con pocos conocimientos de programación, pero el Low Code es mucho más completo y personalizable, prioriza la funcionalidad y que el desarrollador optimice el tiempo de desarrollo y saque rendimiento al rendimiento de la aplicación.

¿Cómo se aprende el Low Code?

Low Code hace referencia a esta forma de trabajar, es un concepto que puede ser abordado de muchas formas diferentes y que cada empresa proveedora ejecuta de una manera diferente. Así pues, lo que se puede aprender es el uso de estas plataformas, que pueden tener elementos similares, pero también diferenciadores.

Una vez tomada la decisión de comenzar a desarrollar en Low Code es importante la elección de la plataforma en la que se va a trabajar. Outsystems, con más de 20 años de experiencia y presencia en más de 70 países, es una empresa líder a la hora de proveer de Low Code sencillas de manejar y que ofrecen un gran resultado, reduciendo el desarrollo de aplicaciones de un año a pocos meses, sin perder opciones de personalización del trabajo.

El aprendizaje es sencillo y se efectúa mediante cursos y cómodos tutoriales organizados por complejidad y si la solución en la que se trabaja es de escritorio o móvil, y hay siempre disponible un equipo de asesoría técnico para resolver las dudas del desarrollador.

Así pues, cada proveedor posee sus propios servicios y programas y es necesaria una formación y certificación para aprender las bases y adquirir conocimiento y experiencia.  La posibilidad de con un equipo experimentado y una empresa certificada hacen la curva de aprendizaje más rápida y efectiva.

El Low Code no está diseñado para acabar con los desarrolladores, sino para eliminar las partes más tediosas y repetitivas de los procesos del desarrollo. Lo que se busca es evitar volver a crear código ya existente y simplificar las fases del desarrollo, a fin de concentrar los esfuerzos en lo que hace diferente y única a cada aplicación. El resultado es un entorno de trabajo en la nube más eficiente, con un tiempo de desarrollo inferior, menos y aplicaciones totalmente funcionales. David Faustino, Managing Director de Nexllence.
Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.    Ver Política de cookies
Privacidad