Estás leyendo
Los bancos tradicionales ante el desafío de atraer y retener a la Generación Z

Los bancos tradicionales ante el desafío de atraer y retener a la Generación Z

  • Enfrentándose a un desafío de desconexión tecnológica con la Generación Z, los bancos tradicionales requieren una transformación digital intensiva para mantener su relevancia y competitividad en el cambiante ecosistema financiero actual.
Los bancos tradicionales necesitan un “cambio de imagen” digital urgente para fidelizar a la Generación Z

En un reciente artículo, Prakash Pattni, Director General de Financial Services Digital Transformation en , analiza el creciente desafío que enfrentan los bancos tradicionales ante la . Según un estudio llevado a cabo por IBM, más del 50% de los ejecutivos bancarios europeos y el 45% en España, expresan preocupación por una posible desventaja competitiva frente a los debido a su insuficiente adaptación tecnológica.

Esta desconexión tecnológica es especialmente preocupante dada la naturaleza nativa digital de la Generación Z y su preferencia por los servicios financieros alternativos. Los datos del estudio subrayan esta brecha: aunque el 93% de los banqueros españoles encuestados creen tener la tecnología necesaria para satisfacer las necesidades de la Generación Z, el 45% de los jóvenes de esta generación no está de acuerdo. De hecho, la Generación Z está dispuesta a cambiar a bancos que ofrezcan experiencias de usuario similares a las de las redes sociales.

Estos hallazgos están en consonancia con un informe de 2022 de Deloitte, que señaló que el 47% de la Generación Z confía más en las y los neobancos, señalando su capacidad para personalizar servicios y ofrecer experiencias de usuario simplificadas.

A pesar de estos desafíos, los bancos tradicionales tienen algunas fortalezas en las que apoyarse. Por ejemplo, el estudio revela que la mayoría de la Generación Z todavía confía en los bancos tradicionales para manejar problemas graves como el fraude, lo que indica que la seguridad sigue siendo un valor apreciado por los clientes más jóvenes.

Sin embargo, este voto de confianza no garantiza la lealtad a largo plazo de la Generación Z. Los bancos tradicionales deben acelerar su transformación digital para satisfacer las expectativas de la Generación Z, un grupo que no sólo valora la seguridad, sino también la ética y la responsabilidad social corporativa.

En este sentido, un 76% de la Generación Z en España y un 78% en Europa señalan que los estándares éticos y el apoyo a los valores modernos son criterios esenciales en su elección de un banco.

Te puede interesar
inteligencia

Para abordar estos desafíos, los bancos tradicionales necesitan reevaluar y reinventar su enfoque. Esto implica la adopción de tecnologías como la IA y el machine learning, la creación de aplicaciones sencillas que puedan integrarse con otras plataformas, la personalización de experiencias y la garantía de seguridad en sus servicios.

El uso de tecnología biométrica y análisis de Big Data en la toma de decisiones financieras, como se ha mencionado en el artículo de Pattni, son pasos importantes en la dirección correcta. Sin embargo, la adopción de estas tecnologías debe hacerse sin comprometer la seguridad y la confianza de los clientes.

A medida que los bancos tradicionales se embarcan en este viaje de transformación digital, deben ser conscientes de que el objetivo no es sólo adoptar la última tecnología, sino también construir una relación sólida y significativa con la Generación Z. Al fin y al cabo, son estas relaciones las que determinarán su éxito en el futuro cada vez más digital.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.   
Privacidad