Estás leyendo
El 62% de las empresas españolas ya dedican hasta el 10% de su presupuesto en innovación a la sostenibilidad

El 62% de las empresas españolas ya dedican hasta el 10% de su presupuesto en innovación a la sostenibilidad

  • El 43% de las empresas reconoce que la innovación sostenible persigue el objetivo de reducción de costes y mejora de eficiencia, presentándose como la ruta más rápida para alcanzar el objetivo cero emisiones
  • Las razones por los que las compañías invierten en innovación sostenible se relacionan con el desarrollo de más responsabilidad social corporativa (46%), cumplimiento regulatorio (45%) y la demanda de los consumidores (44%)
  • El 77% de las empresas afirma haber incrementado el presupuesto a I+D+i, ocho puntos más que la media global, siendo todavía la autofinanciación la principal vía de financiación
  • Cuestionados sobre los lugares propicios para acometer innovación, Alemania y USA destacan entre los 17 países encuestados y, sin embargo, no se ha encontrado ninguna referencia a España como país atractivo para desarrollar innovación
AidaLopez directoradesectorpublicoyestrategia VBarometrodelaInnovacion

El 62% de las compañías españolas  destinan hasta un 10% de su presupuesto en I+D+i al desarrollo de proyectos de  y sólo 2 de cada 10 aseguran que esta cifra alcanza en la actualidad hasta el 20%. Comparado con el resto de la países del entorno, donde el grueso de las (30%) dedican hasta el 20% de su presupuesto en a acciones que ahonden en su estrategia de sostenibilidad, España continúa ligeramente por detrás de la media, aunque en ligero avance.

Esta es una de las principales conclusiones que arroja el V Barómetro Internacional de la Innovación de la consultora internacional especializada en el ámbito de la Estrategia y la Financiación de la Innovación de empresas e instituciones, Ayming, en el que más de 1.000 directores de I+D e innovación, directores financieros y directores ejecutivos de empresas de diversos sectores y magnitudes, de 17 países, han sido entrevistados para abordar el estado presente y futuro de la innovación.

La concienciación en desarrollo sostenible y su vinculación con la innovación continúa en aumento, pasando la sostenibilidad a formar parte de las cinco prioridades entre las empresas españolas (27%), todavía cuatro puntos por debajo de la media global (31%). De los cuatro barómetros anteriores realizados por Ayming, este año es la primera vez que la sostenibilidad se cuela entre los aspectos más relevantes de las compañías nacionales.

En palabras de Carlos Artal, director general de Ayming España “Es un fiel reflejo del desafiante entorno económico, en el que la sostenibilidad se considera algo agradable a tener en cuenta  de cara al crecimiento.económico de nuestro país».

Entre los principales motores que impulsan a las compañías nacionales a invertir en innovación sostenible, el desarrollo de políticas relacionadas con la Responsabilidad Social Corporativa continúa a la cabeza como principal razón para la inversión. Un 46% de las compañías señalan este motivo, seguido de las razones relacionadas con el cumplimiento regulatorio y la reputación de marca (45%) y la demanda de los consumidores consecuencia de las tendencias de mercado (44%). La ventaja competitiva (44%) y la mejora de la eficiencia (43%) también destacan como principales razones para la inversión en innovación sostenible.

La innovación como palanca aceleradora del objetivo cero emisiones

En líneas generales, la inversión en innovación sostenible está directamente relacionada en la actualidad con la reducción de consumos, ahorro de costes y reducción de la huella de carbono. La mayor parte de las compañías españolas (41%) asegura que dedica principalmente la inversión en I+D+I sostenible al desarrollo de fuentes de energía renovable, seguido de la reducción y reciclado de residuos (35%), la reducción de consumo de energía y la implementación de materiales y envases sostenibles (31%). La amplicación de tecnología pensada para el desarrollo de la economía circular y la preservación de la biodiversidad (27%) destacan también entre las áreas a las que las empreas españolas destinan su innovación sostenible. En relación a la media global, el reparto de la inversión entre los países del entorno resulta similar al nacional, destacando el 36% de las empresas que destinan su inversión a las fuentes de energía renovable y el 35% a la reducción y reciclado de residuos.

Los datos revelan que, a medida que las tecnologías facilitan la transición a cero emisiones netas se vuelven más baratas y la curva de costes cambia, las empresas pueden permitirse utilizarlas para estimular nuevos ciclos de innovación. En este sentido Carlos Artal afirma “los fabricantes de energías renovables han demostrado que los costes pueden bajar lo suficiente como para que las alternativas sostenibles sean económicamente viables para las empresas”.

Trabas y desafíos

Pese a este interés creciente en la innovación sostenible, las compañías identifican todavía importantes desafíos que dificultan la puesta en marcha de nuevas acciones. Casi 4 de cada 10 empresas nacionales señalan a la inversión inicial elevada y la priorización de los objetivos financieros a corto plazo como las principales causas que obstaculizan la activación de nuevas inversiones en esta materia. Destaca el 37% que apunta a los insuficientes incentivos fiscales y el 35% que considera todavía escasa la concienciación sobre sostenibilidad. 3 de cada 10 compañías españolas considera también poco desarrollado el entramado especializado en sostenibilidad, ya que un 33% asegura que la disponibilidad de materiales y proveedores sostenibles es todavía limitada.

El conjunto de países del entorno también señalan como principal hándicap para la inversión sostenible las inversioines iniciales elevadas (41%) y la priorización de los objetivos financieros a corto plazo, aunque en menor medida (31%).

A juicio de Artal, “los datos dejan entrever un consenso rotundo entre países de que la barrera ante el progreso es más práctica que ideológica. De los nueve desafíos principales, cinco están relacionados con la necesidad de un mayor apoyo para abordar el alto coste de la inversión inicial. Los gobiernos que esperan ejecutar planes para apoyar a las empresas no deberían necesitar una mayor justificación para aprobar la legislación”.

Aumenta el presupuesto destinado a la innovación

El V Barómetro Internacional de la Ia Innovación de Ayming también concluye que, a nivel general, el 77% de las empresas españolas han incrementado el presupuesto destinado a la innovación respecto al año anterior, es decir, 8 puntos más la que media global (69%). De hecho, el 46% afirma disponer de un presupuesto definido para acometerla. Según expresa Aída López, directora de sector Público y Estrategia de Ayming España “la innovación comenzó aplicándose como ventaja competitiva, pero en la actualidad y cada vez más, se trata de una cuestión de supervivencia”.

Cuestionadas sobre los métodos de financiación que utilizan las organizaciones para llevar a cabo proyectos de innovación, la financiación propia sigue siendo la principal herramienta para el 47% de ellas (7 puntos más que a nivel global). No obstante, respecto al año anterior, la autofinanciación baja 18 puntos y las deducciones fiscales a la I+D han aumentado como mecanismo para el 41% de las empresas de nuestro país. A juicio de Aída López “las deducciones fiscales de I+D son una forma muy simple de financiación, y está casi garantizado que las empresas reciban el dinero si realizan la actividad correctamente. Todas las empresas deberían tenerlo en cuenta en sus planes de innovación”.

Te puede interesar
image1 1

No obstante, las empresas siguen encontrando obstáculos en este campo y en el caso español siguen señalando como el principal los procesos ineficaces y la burocracia (40% vs 34% global).

La segunda barrera más citada es la disponibilidad de habilidades y talento disponible (36% en ambos casos), también recurrente en Barómetros anteriores en los que se evidencia que encontrar el talento adecuado es un desarfío calificado como crítico.

A juicio de Aída López “el resto de barreras varían según el tamaño y sector de la empresa. Las más pequeñas, por ejemplo, son más propensas a tenter aversión al riesgo (33%) o una estrategia de innovación clara (26%). No obstante, y de manera positiva, queda patente que la innovación cuenta con el apoyo de la alta dirección en la mayoría de las empresas (27% en todas las regiones)”.

El talento, principal motor para acometer I+D+i

El lugar dónde innovar ha sido durante mucho tiempo una de las decisiones más importantes para las empresas, y de cara a 2024, el 80% de las españolas afirma que acometerán proyectos de I+D+i en nuestro país, seguido de otros destinos cómo Alemania (30%) y USA (28%). A nivel global, el 72% afirma realizar este tipo de proyectos en sus respectivos países y coinciden como segunda y tercera opción USA (33%) y Alemanía (26%). Entre los más de 1.000 encuestados no se ha encontrado ninguna referencia a España cómo país atractivo para desarrollar innovación.

Las motivaciones más comunes para deslocalizar la I+D son el acceso al talento necesario (36% España; 33% global) y principalmente todo aquello relacionado con la financiación: menores costes salariales para el talento (28% España vs 26% global); oportunidades de financiación privada (27% España vs 24% global) o regímenes fiscales más favorables a la I+D (27% en ambos casos). No obstante, los datos arrojan que dado que ambos tipos de financiación están detrás del talento, la experiencia se valora más que el dinero.

A modo de conclusión, los expertos coincidieron en que “a pesar de que la innovación muestra un avance muy optimista, nos queda mucho por recorrer. España es un país tremendamente innovador, solamente nos falta concienciación, educación y reducción de trabas. Estamos en el camino adecuado”.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.   
Privacidad