Estás leyendo
El proyecto TrackAI de Huawei y la start-up DIVE Medical para detección temprana de problemas visuales en niños revoluciona la oftalmología 

El proyecto TrackAI de Huawei y la start-up DIVE Medical para detección temprana de problemas visuales en niños revoluciona la oftalmología 

  • A través de esta iniciativa, que aprovecha el gran potencial de la inteligencia artificial, se han realizado 4.500 revisiones oculares entre 2019 y 2021, cifra que se ampliará durante este año. 
Protocolo

En la actualidad, más de 800 millones de niños en todo el mundo tienen problemas visuales. De ellos, uno de cada tres no es detectado, y cada minuto un niño pierde la capacidad de ver. Según la Organización Mundial de la Salud, los niños pequeños con discapacidad visual prematura moderada o grave pueden experimentar un retraso en el desarrollo del lenguaje emocional, social y cognitivo, lo que tiene consecuencias negativas para toda la vida.

Para combatir este urgente problema, el proyecto TrackAI de Huawei y la start-up DIVE Medical, realiza exámenes de visión a niños en varios países.  El objetivo es proteger la vista de las personas a través de la  detección temprana de anomalías visuales , lo que permite a los profesionales intervenir a tiempo.

La discapacidad visual interfiere en el desarrollo general de los niños. Además, las anomalías relacionadas con la vista son difíciles de diagnosticar, ya que es muy complejo examinar a niños muy pequeños, con los que la comunicación puede llegar a ser un reto. Por eso, desde Huawei queremos promover el uso de dispositivos fáciles de usar, portátiles y asequibles, que ayuden a los profesionales a identificar las dificultades de estos niños de forma temprana. El propósito es que reciban atención médica lo antes posible, con la esperanza de conseguir un mundo sin niños con problemas de visión.Simon Zhang, Chief Brand Officer de Huawei Consumer Business Group

En el marco de este proyecto, Huawei ha colaborado con la start-up DIVE Medical. DIVE es un dispositivo que permite mostrar múltiples estímulos en una pantalla de alta y capta la mirada del paciente mediante un rastreador ocular determinando lo que es capaz o no de ver a través de reacciones innatas. Apoyándose en la plataforma HiAI de Huawei, DIVE ha desarrollado sus propios modelos de inteligencia artificial para analizar automáticamente los datos recogidos de la mirada del paciente y estimar la probabilidad de que éste tenga algún problema de visión. DIVE utiliza en TrackAI una Tablet Huawei MateBook para mostrar los estímulos y un smartphone de Huawei, que controla la ejecución de la exploración visual, analiza la de los datos recogidos y muestra los de la exploración en tiempo real. Gracias a la información obtenida, el técnico puede determinar si el niño necesita ser derivado a un especialista.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.    Ver Política de cookies
Privacidad