Estás leyendo
Los perfiles tecnológicos más demandados en 2022

Los perfiles tecnológicos más demandados en 2022

  • Expertos en ciberseguridad, analistas de datos, desarrolladores de devops, arquitectos y administradores de la nube y los desarrolladores fullstack serán los perfiles más demandados en este 2022.
  • Tienen en común su alta empleabilidad, que se demanda en empresas de cualquier sector y que se centran en Madrid y Barcelona, aunque con el teletrabajo, la ubicación tiene menos importancia.
  • Adaptación, flexibilidad y agilidad, se encuentran entre las habilidades más valoradas para este tipo de perfiles.
  • Jorge González, director nacional de Randstad Technologies: “No vale solo con tener una buena retribución y beneficios, sino que los profesionales tienen que ver un reto tecnológico y compartir afinidad en los valores”.
Programadora

Randstad Technologies, el área de Randstad Professionals especializado en soluciones de recursos humanos del sector de las nuevas tecnologías, ha llevado a cabo sus previsiones de las principales tendencias del sector de cara a este año 2022.

Randstad Technologies señala que los expertos en ciberseguridad, los analistas de datos, los desarrolladores de tecnología devops, los arquitectos y administradores de tecnología en la y los desarrolladores fullstack serán los perfiles más demandados en este 2022.

Estos puestos tienen en común su alta empleabilidad, ya que existe cierta escasez de talento, es decir, los empleadores no logran encontrar con facilidad profesionales capacitados para estas posiciones, lo que supone que sean empleos con bandas salariales por encima del mercado.

Estas posiciones se caracterizan por su transversalidad, es decir, son demandadas por empresas de cualquier sector, siempre y cuando utilicen este tipo de tecnología. Madrid y Barcelona son las ciudades en las que más se requieren estos profesionales, aunque, en el sector, está muy implantado el teletrabajo, por lo que la ubicación geográfica ha pasado a un segundo término.

Experto en ciberseguridad.

Son profesionales capaces de proteger los sistemas y las redes, el software, los datos y los sistemas de información de las compañías. Si ya eran profesionales muy demandados antes de la crisis, el teletrabajo ha acelerado la dependencia de estos perfiles.

Se les requiere contar con una ingeniería técnica o superior en informática o grado de informática, además de específica en ciberseguridad, como máster o certificaciones oficiales.

Cuentan con conocimientos técnicos altos en infraestructura tecnológica, además de habilidades propias en el ámbito de la seguridad informática. Se mueven en una banda salarial de entre 50.000 y 100.000 euros anuales.

Analistas de datos.

Se dedican a transformar cantidades de datos sin procesar en información procesada y, además, pueden trabajar con el dato creando modelos de información que permitan saber qué va a ocurrir.

Precisan de una de ingeniería técnica o superior en informática o grado de informática, junto a estudios concretos superiores en data o bigdata. Entre las habilidades más apreciadas está la capacidad de análisis, interpretación y predicción de los datos. Su banda salarial se encuentra entre los 45.000 y los 65.000 euros.

Desarrolladores de tecnología devops.

Se encargan de diseñar y ejecutar esta tecnología, en estrecha alineación con los objetivos operativos de las organizaciones.

Se les exige desde un ciclo formativo de grado medio o superior, hasta la ingeniería, técnica o superior, en informática. Deben contar con una amplia experiencia en el desarrollo de software. Se les suele ofrecer un salario situado entre los 45.000 y los 65.000 euros al año.

Arquitectos y administradores de tecnología en la nube.

Es un campo de que permite diseñar arquitecturas y administrar los sistemas tradicionales de las organizaciones en nuevos entornos en la nube.

Para estas posiciones se requiere ingeniería técnica o superior en informática o grado de informática, además de una específica en las tecnologías de la nube, como un máster u otras certificaciones oficiales. La salarial en la que se encuentran se sitúa entre los 40.000 y los 60.000 euros.

Desarrollador fullstack.

Son profesionales versátiles que desarrollan software, tanto en el Front End como en el Back End, con elevados conocimientos técnicos y cierta experiencia.

Se demanda una que va desde un ciclo formativo de grado medio o superior, hasta la ingeniería, técnica o superior, en informática. El salario se suele situar entre los 30.000 y los 60.000 euros.

Las empresas se encuentran inmersas en un proceso de transformación digital que, además, se ha visto acelerados por la irrupción de la crisis sanitaria. Todos buscamos un talento que, a menudo, resulta muy difícil encontrar. Las empresas, tienen que esforzarse en ser atractivos, no vale solo con tener una buena retribución y beneficios, sino que los profesionales tienen que ver un reto tecnológico y compartir afinidad en los valores que el proyecto profesional en el que participan. La importancia de los profesionales tecnólogos para conseguir la cuenta de resultados va en aumento cada año.Jorge González, director nacional de Randstad Technologies.

Adaptación, flexibilidad y agilidad, las habilidades más valoradas

Randstad Technologies también destaca que la capacidad de adaptación, flexibilidad, agilidad y eficiencia en modelos colaborativos serán las más solicitadas por los empleadores se encuentran entre las habilidades y competencias más requeridas en el sector IT. Se tratan de soft skills, competencias que no provienen, en general, de la académica, pero que tienen una elevada importancia para las compañías.

Por otro lado, y en cuanto a conocimientos, la comunicación fluida, la capacidad de negociación y el inglés, se mantienen como los conocimientos más tenidos en cuenta.

Captación de talento, otro desafío para las empresas IT

No solo los profesionales se han de esforzar para responder a las demandas de los empleadores. La escasez de perfiles y la dificultad para retener el talento están provocando que las empresas se esfuercen en ofrecen condiciones cada vez más atractivas para fidelizar a sus empleados, en especial entre las compañías IT.

En este escenario juega un papel fundamental el employer branding, la estrategia llevada a cabo por las empresas con el objetivo de ofrecer una marca empleadora atractiva a los profesionales.

Según indican las tendencias de employer branding, a la hora de ofrecer condiciones de valor destinadas a fidelizar el talento, el sueldo sigue siendo un aspecto fundamental, aunque cada vez cobran mayor protagonismo otros factores como la flexibilidad, el ambiente de trabajo o la capacidad de conciliar la vida familiar con el entorno laboral, máxime tras la irrupción de la pandemia. La posibilidad de contar con el mejor talento dependerá de cada empresa y su capacidad de poner en marcha medidas de employer branding.

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.    Ver Política de cookies
Privacidad