Estás leyendo
Analítica y blockchain: la combinación clave para identificar delitos con criptomonedas

Analítica y blockchain: la combinación clave para identificar delitos con criptomonedas

  • Las criptomonedas siendo cada vez más aceptadas y sustituyendo en muchas ocasiones las transacciones con moneda convencional.
Blockchain

A pesar de la escasa regularización en el ámbito de las criptomonedas, su uso se está disparando en distintos sectores, siendo cada vez más aceptadas y sustituyendo en muchas ocasiones las transacciones con moneda convencional.

Del mismo modo, esta nueva divisa está experimentando un auge entre los ciberdelincuentes, que las utilizan para el desfalco de millones de euros, como método de financiación de grupos organizados y alianzas terroristas o como método de extorsión a empresas y particulares.

Tanto es así que, en 2020, las organizaciones ilícitas recibieron fondos por 5.000 millones de dólares, los cuales iban siendo trasladados de una entidad a otra para intentar no dejar rastro de las transacciones realizadas.

El carácter etéreo, prácticamente irregistrable y no regulado de esta moneda la hace una divisa idónea para terroristas y ciberdelincuentes. Tal es así que, hasta la fecha, se han producido incidentes relacionados con estas monedas por un valor de casi 3.000 millones de dólares, según el análisis de Crypto Head.

En un momento como el actual en el que el auge de este uso ilícito es muy grande, Excem Technologies, empresa de seguridad y ciberseguridad española con más de 30 años de experiencia, ha querido analizar el uso de estas divisas por parte de grupos organizados y cómo frenar su flujo.

¿Cómo las utilizan las bandas criminales?

El primer grupo extremista que utilizó las criptomonedas con fines ilícitos fue Ibn Taymiyyah Media Center. Esta organización promovió una campaña pública de microfinanciación de 2016 a 2018 gracias a la cual recibió decenas de miles de criptomonedas, de un valor medio de 164 dólares, que más tarde se destinarían para financiar diversos ataques terroristas.

A los posibles donantes se les dijo explícitamente que los fondos que enviaban se utilizarían para comprar armas. Desde entonces, se abrió la puerta a este tipo de actividades ilegales.

Conocer el autor de estas transacciones es complicado, a diferencia de los perfiles de redes y las cuentas bancarias. Los agentes y expertos a menudo no pueden bloquear una dirección de procedencia de una criptomoneda debido a la naturaleza descentralizada de las cadenas de bloques.

Sin embargo, gracias a la analítica de blockchain, las compañías y fuerzas de seguridad están mejorando su capacidad para rastrear y evitar o mitigar ataques que utilizan esta vía. Sobre todo, son tres las ventajas que ofrece esta tecnología:

  • Monitorización de las transacciones. A través de Blockchain Analytic se puede encontrar a los usuarios que hacen transacciones y a los que las reciben. Este generalmente se utiliza para rastrear actos ilegales, así como también a criminales a través de la cadena de bloques. Esta técnica utiliza la función Hash, y gracias ella se pueden rastrear transacciones que se encuentran a lo largo de toda la cadena de bloques; desde la dirección de origen o la de destino, hasta conocer la identidad de las personas que han llevado a cabo dichas transacciones.
  • Control de las empresas de criptomonedas. Los software como Chainalysis KYT permiten evaluar el riesgo de las empresas de criptomonedas además de realizar auditorías de cada transacción gracias a que están registradas como VAST (servicios de activos virtuales). Estos programas llevan a cabo un automático de los flujos de dinero y alerta de posibles actividades sospechosas de alto riesgo, que se pueden producir desde direcciones bloqueadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros o en mercados de la darknet.
  • Prevención de blanqueo de capitales. Los programas basados en analítica de blockchain ayudan a poner en marcha de forma automática los controles básicos que las empresas y organizaciones deben llevar a cabo para conocer las posibles actividades ilícitas, como lavado de dinero o blanqueo de capitales, que pueden desarrollar las entidades de criptomonedas con las que la organización quiere trabajar. De esta forma, pueden analizar el riesgo de exposición de uno de sus servicios con antelación y verificar la fuente o el destino de los fondos, para no caer en ninguna ilegalidad.

 

“La vigilancia de transacciones con criptomonedas se ha vuelto un tema primordial para la Seguridad Nacional, ya que un gran flujo de capital para acciones sospechosas y peligrosas se mueven a través de las criptomonedas” declara Alejandra Fernández Huertas, Pre-Sales Engineer del Departamento de y Seguridad Nacional en Excem Technologies. “Usar herramientas de control y monitoreo en este sector aporta a la transparencia de la economía construida sobre blockchains, y permite que los bancos, las empresas y los gobiernos tengan una comprensión de cómo es el uso de las criptomonedas para facilitar la y su propia adaptación a dichas estructuras.”

Utilizamos cookies para facilitar la relación de los visitantes con nuestro contenido y para permitir elaborar estadísticas sobre las visitantes que recibimos. No se utilizan cookies con fines publicitarios ni se almacena información de tipo personal. Puede gestionar las cookies desde aquí.    Ver Política de cookies
Privacidad